Funsegur
Actualizado: 04/03/2024
Gesmemori
InicioDestacadosÁltima dona una cuna de abrazos para acompañar el duelo perinatal al SJD Hospital de Sant Boi

Áltima dona una cuna de abrazos para acompañar el duelo perinatal al SJD Hospital de Sant Boi

Áltima dona una cuna de abrazos para acompañar el duelo perinatal al SJD Hospital de Sant Boi

Áltima dona una cuna de abrazos para acompañar el duelo perinatal al SJD Hospital de Sant Boi

La empresa de servicios funerarios Áltima, con sede en Sant Boi de Llobregat, (provincia de Barcelona) ha hecho la donación de una cuna de abrazos Cuddle Cot al Área Materno-infantil del SJD Hospital de Sant Boi.

El centro, que desde 2017 trabaja en un programa de acompañamiento integral a la pérdida gestacional, perinatal y neonatal, es de los primeros hospitales de Cataluña en disponer de esta cuna especial para bebés que nacen sin vida, a través de un sistema de refrigeración que facilita la despedida a las familias que han sufrido la pérdida prematura de un hijo o hija, al permitir que dispongan de más tiempo para velarlo.

Para el Área Materno-Infantil del hospital esta cuna es una herramienta necesaria para afrontar un proceso de duelo perinatal que, a través de la comisión específica de atención a la pérdida perinatal del SJD Hospital de Sant Boi, cuenta con la formación y el apoyo de los profesionales de la unidad a las personas que se encuentran en esta situación. En este sentido, la tasa de mortalidad perinatal en 2021 es de casi 4 por cada 1.000 nacimientos, según datos del Instituto de Estadística de Cataluña.

«Esta cuna debe ofrecerse como una opción a las familias y se tiene que ver como una herramienta que ayuda al profesional a dar una atención de calidad. Además, da valor a la bienvenida y a la despedida de esta familia, y pone aún más en valor que no hay prisa por despedirse», explica Clara Garcyen Teruel, comadrona, supervisora del proceso materno-infantil en el SJD Hospital de Sant Boi y coordinadora de la comisión de atención a la pérdida perinatal.

Mientras que en España contar con este recurso es muy poco habitual y es visto como una práctica innovadora, en países como Inglaterra o Estados Unidos, con una cultura de tratamiento del duelo perinatal diferente, estas cunas están mucho más instauradas. «Con la cuna se gana más tiempo con seguridad, hasta 4 ó 5 días, aunque en España llevar a cabo una despedida de días no es habitual ni para los profesionales ni para las familias y todavía queda un largo recorrido por delante, estamos avanzando», añade Clara García.

En la mayoría de los casos documentados en España las donaciones provienen de familias que han perdido a sus hijos antes, durante el parto, o poco después de nacer. En el caso concreto del SJD Hospital de Sant Boi, la cuna llega a través de la donación de Áltima, que desde 2017 se ha implicado y ha colaborado de diversas maneras en el programa de atención a la pérdida perinatal del hospital, mediante la donación de cajas de recuerdos o la aportación de libros para el grupo de «Pequeñas Huellas», integrado por madres que han sufrido una pérdida perinatal en el SJD Hospital de Sant Boi.

Fruto de la convicción y predisposición del hospital y el equipo materno-infantil, esta donación de Áltima es un paso más en la visibilización y el reconocimiento de estas pérdidas y una importante contribución a la prevención en el ámbito de la salud mental perinatal. «Veníamos de una época de una elaboración traumática del duelo por su nulo reconocimiento. Esta herramienta, junto con nuevos procedimientos y espacios de atención, reconocen este duelo y acompañan su elaboración para prevenir los efectos derivados de una tradicional negación por parte del sistema», afirma la comadrona Clara Garcyen Teruel.

Impulso a iniciativas para la normalización del duelo perinatal
Además de la colaboración con la cuna de abrazos, Áltima también ha apoyado recientemente la publicación del Manual de Acompañamiento en el Duelo Perinatal, la primera guía dirigida a profesionales sobre la muerte gestacional, perinatal y neonatal, elaborada por varios centros sanitarios públicos de Cataluña (hospital Clínic Barcelona, Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Hospital del Mar y ASSIR -Atención a la Salud Sexual y Reproductiva- del Ámbito de Atención Primaria de Barcelona Ciudad). Una herramienta de ayuda para las personas que trabajan en ámbitos como la obstetricia, la enfermería o el trabajo social, así como comadronas y otros especialistas del mundo sanitario.

Asimismo, Áltima ha impulsado en los últimos años espacios dedicados al duelo gestacional, perinatal y neonatal en diversos cementerios que gestiona por toda Cataluña. Además de ser un punto de referencia físico donde recordar a los hijos perdidos prematuramente, muchos de estos

lugares permiten también acoger las cenizas del ser querido. Según el espacio, existe la posibilidad de enterrar la urna infantil biodegradable bajo unas mariposas de porcelana, símbolo del ciclo de la vida, o bien integrarlas en una estrella de colores, que se sitúa en un parterre de piedras de río.

Cerca de una decena de cementerios gestionados por Áltima ya cuentan con espacios de este tipo, como los de Roques Blanques (El Papiol), Sant Vicenç dels Horts, Sant Just Desvern, Sant Cugat del Vallès, Castellar del Vallès, Sant Pere de Ribes, Ripoll y El Prat de Llobregat. Este año, está prevista la puesta en marcha de dos nuevos espacios en los cementerios de Viladecans y Vilanova y La Geltrú.
La empresa también colabora con diversos proyectos y entidades de duelo gestación.

Compartir:
Valorar este artículo