Funsegur
Actualizado: 27/01/2023
Gesmemori
InicioDestacadosEl Cabildo de la Palma pondrá en funcionamiento el nuevo horno crematorio el próximo 27 de enero

El Cabildo de la Palma pondrá en funcionamiento el nuevo horno crematorio el próximo 27 de enero

El Cabildo de la Palma pondrá en funcionamiento el nuevo horno crematorio el próximo 27 de enero

El Cabildo de la Palma pondrá en funcionamiento el nuevo horno crematorio el próximo 27 de enero

Vía: Cabildo

El Cabildo Insular de La Palma (provincia de Santa Cruz de Tenerife) pondrá en funcionamiento el nuevo horno crematorio insular a partir del próximo viernes 27 de enero, una vez que concluya la construcción de las instalaciones y el procedimiento administrativo.

Así lo ha confirmado la consejera de Servicios del Cabildo, Nieves Rosa Arroyo, quien ha recordado que el nuevo crematorio insular se ha instalado en el Cementerio Comarcal de San Urbano, en Breña Baja, después de la grave afección por las coladas volcánicas que sufrió el cementerio de Las Manchas, en Los Llanos de Aridane en la isla de La Palma, destruyendo el único horno crematorio de difuntos que existía en la Isla.

Arroyo ha asegurado que “por parte del Cabildo de La Palma se ha actuado con la mayor celeridad posible y continúa liderando la reconstrucción de la Isla tras la erupción, pese a la complejidad en materia de suministros y burocrática que supone la puesta en marcha de un servicio de esta naturaleza”, en la que han participado tres administraciones diferentes, “conscientes de la importancia que representa para la sociedad palmera”. La administración del nuevo horno crematorio corresponde al Consorcio Insular de Servicios.

Actualmente se está seleccionando la funeraria que se encargará de ponerlo en funcionamiento hasta la licitación definitiva. Para ello se ha contactado con todas las empresas de la isla que prestan estos servicios, que han mostrado su interés en la gestión del mismo.

“Es fundamental que La Palma vuelva a contar con este servicio para atender en la Isla la demanda de las familias y respetar la voluntad de las personas, evitando que tengan que desplazar a sus seres queridos a otras islas lo que representa no solo un sobrecoste económico, sino también considerable desgaste emocional”, concluye Arroyo.

Compartir:
Valorar este artículo