Funsegur
Actualizado: 16/08/2022
InicioDestacadosContinúan las obras de instalación del nuevo horno crematorio que sustituirá al destruido por la lava del volcán

Continúan las obras de instalación del nuevo horno crematorio que sustituirá al destruido por la lava del volcán

Continúan las obras de instalación del nuevo horno crematorio que sustituirá al destruido por la lava del volcán

Continúan las obras de instalación del nuevo horno crematorio que sustituirá al destruido por la lava del volcán

El Cabildo de La Palma (provincia de Santa Cruz de Tenerife) ha adquirido un horno crematorio, que está instando en el Cementerio Comarcal de San Urbano, en la zona perteneciente a Breña Baja, para prestar este servicio en la Isla, después de que la lava del volcán inutilizó el que había ubicado en el cementerio de Nuestra Señora de Los Ángeles, en Las Manchas.

Este horno crematorio fue adquirido por el Cabildo de La Palma para poder seguir prestando este servicio de incineración en la Isla; un servicio que usaban en torno a unas 300 familias al año. En estos meses, los palmeros han tenido que desplazar a los fallecidos a Tenerife para su incineración; lo que tiene un gran coste emocional para los familiares, y también para el Cabildo que asume el gasto de estos desplazamientos que ronda alrededor de 6.000 euros cada uno.

La consejera indicó que el horno crematorio se instala en un terreno de titularidad del Cabildo y la previsión es que ya estuviese dando servicio. Los problemas relacionados con el transporte de mercancías han retrasado estos trabajos que también están sujetos a otras obras adicionales que la institución insular debe ejecutar para contar con el visto bueno del Gobierno de Canarias, como la construcción de salas o servicios. La inversión destinada para el nuevo horno crematorio es de 273.626,72 euros.

El cementerio de Las Manchas era el único de toda la isla de La Palma que contaba con un horno crematorio, su desaparición ha impedido que los muertos puedan cumplir su última voluntad de ser incinerados.

Compartir:
Valorar este artículo