Funsegur
Actualizado: 01/12/2022
Gesmemori
InicioEmpresasÁltima proyecta instalar placas solares en los tanatorios de Barcelona, Sitges, Castelldefels-Gavá y Figueras

Áltima proyecta instalar placas solares en los tanatorios de Barcelona, Sitges, Castelldefels-Gavá y Figueras

Áltima proyecta instalar placas solares en los tanatorios de Barcelona, Sitges, Castelldefels-Gavá y Figueras

Áltima proyecta instalar placas solares en los tanatorios de Barcelona, Sitges, Castelldefels-Gavá y Figueras

Áltima, la empresa funeraria catalana, que presta servicio a través de 35 tanatorios, 11 complejos crematorios y 18 cementerios en 247 municipios de Cataluña y Baleares, ha iniciado un plan para fomentar el autoconsumo energético a través de la instalación de placas fotovoltaicas en cuatro centros que gestiona: Ronda de Dalt (Barcelona), Sitges, Castelldefels-Gavá y Figueras.

Áltima inicia este proyecto después de una prueba piloto llevada a cabo en el Tanatorio de Villafranca del Panadés, que ha sido el primero de la compañía en incorporar paneles solares, el año pasado.

Esta medida se enmarca en el compromiso de Áltima por la sostenibilidad, ámbito en que la empresa basa la totalidad de su estrategia de desarrollo empresarial. “Queremos continuar apostando por el uso de energías limpias y renovables, ahora también a través del uso de placas solares. De momento, después de Villafranca, arrancamos el proyecto en cuatro tanatorios más de Barcelona y Gerona, con la previsión de instalarlos en más centros donde disponemos del espacio adecuado para poder incorporar este sistema”, expone Alfonso Galdo, director de Mantenimiento, Calidad y Medio Ambiente de Áltima. “La experiencia de Villafranca ha sido positiva ya que, con la puesta en marcha de las placas fotovoltaicas en este equipamiento, hemos conseguido un 56 % de ahorro de consumo energético, equivalente a 17,4 toneladas de CO2, en lo que llevamos de año”.

Esta iniciativa se suma a otra acción que Áltima ha puesto en marcha en el último año para contribuir en el uso de energía limpia y en la reducción del impacto ambiental con la renovación de la totalidad de la flota de vehículos de la compañía para que sea 100 % eléctrica en 2024. Desde la puesta en marcha de este plan, Áltima ya se mueve exclusivamente con esta energía limpia en todos los centros del Bajo Llobregat y el Barcelonés, donde dispone de un total de 36 vehículos, entre fúnebres, ambulancias y comerciales. El objetivo es llegar a las 70 unidades cuando se complete el programa, que también contempla 70 puntos de recarga en los aparcamientos de los centros que la empresa tiene por toda Cataluña.

Medidas como esta contribuyen también a la reducción de la huella de carbono de Áltima, que la empresa mide desde hace siete años, con el objetivo de actuar ante la emergencia climática de una forma más eficiente, diseñando estrategias reales que generen un impacto positivo en la salud de las personas y en el entorno más cercano.

Entierros más sostenibles
La conciencia por la sostenibilidad hace años que está presente en Áltima, que cuenta con diversas opciones para que los entierros sean totalmente respetuosos con el entorno. En este sentido, desde este 2022, Áltima ofrece en todos sus centros féretros ecológicos y respetuosos con el medio ambiente, libres de barnices, tejidos sintéticos, cristales o elementos metálicos. También, más del 40 % de los usuarios eligen urnas biodegradables, elaboradas con arcillas, sal o madera natural. “Las empresas y las personas estamos cada vez más sensibilizadas con la protección del medio ambiente y también, desde los servicios funerarios, es esencial que nos adaptemos a esta realidad. En el momento de escoger como quieren el funeral, nos damos cuenta de que las familias prefieren ser sostenibles”, afirma Jaume Echaurren, director general de Áltima.

La compañía ha sido pionera en el desarrollo de diversas alternativas para que el último adiós sea lo más respetuoso posible con el entorno. Así, dispone del servicio Planta viva, puesto en marcha el año pasado, que permite confeccionar las tradicionales ofrendas florales al difunto (corona o centros), a partir de macetas con plantas vivas procedentes de viveros de Cataluña. De esta manera, se potencia el uso de flor viva y de proximidad, y se disminuye el uso de flora cortada importada, contribuyendo a la reducción de la huella de carbono y a la disminución de las mermas de flor natural.

En el ámbito de los cementerios, Áltima también ha implementado servicios sostenibles para el destino de las cenizas. El recinto de Roques Blanques, (Rocas Blancas) en Papiol (Barcelona) es el que engloba más alternativas de este tipo, como el Camino del bosque (un espacio que permite enterrar las cenizas en una urna biodegradable, confeccionando un camino envuelto de naturaleza y que ya supera los 1.000 servicios), el Bosque de la calma y los Árboles familiares (para inhumar la urna ecológica al lado de un árbol autóctono del Parque de Collserola, que ya lleva más de 2.200 árboles plantados) o el Jardín y la Fuente del reposo (donde poder esparcir las cenizas en un jardín zen o diluirlas en el agua de una fuente). Desde Roques Blanques, que cuenta con el registro ambiental europeo EMAS, Áltima también promueve la colaboración con diversas entidades para preservar la flora y la fauna autóctonas del Parque Natural de la Sierra de Collserola. En esta línea, ha desarrollado proyectos para la protección de las abejas (Apiario didáctico), los anfibios (con la construcción de una balsa), o los murciélagos (con la instalación de una estación de escucha y varias cajas refugio).

Nuevo modelo organizativo para afrontar los retos del futuro
En el marco del Plan de Acción de Sostenibilidad Corporativa de Áltima, que alcanza todos los ámbitos de la compañía y vertebra su desarrollo, la empresa ha redefinido este año su modelo organizativo. La nueva configuración se lleva a cabo con el propósito de continuar trabajando en base en los cinco compromisos estratégicos de la compañía: el acompañamiento a las familias, el respeto ambiental, el compromiso con la sociedad y la proximidad, el desarrollo personal y la gobernanza responsable. En esta línea, y con el objetivo de continuar afrontando los retos de futuro en un contexto de evolución constante, garantizando en todo momento la prestación de un servicio esencial de calidad y adaptado a las necesidades de la sociedad, Áltima creado un nuevo Steering Committee integrado por los actuales consejeros delegados, Jordi Viñas, Joan Ventura y Josep Ventura, que pondrá el foco en la gobernanza, el desarrollo estratégico y la supervisión del funcionamiento de Áltima.

Así mismo, la dirección general de la compañía es asumida por Jaume Echaurren, anteriormente director de Operaciones Funerarias y Compras, con una trayectoria profesional sólida de más de 17 años a la empresa, donde ha llevado a cabo varias responsabilidades y proyectos de éxito. Un nuevo modelo organizativo que continúa reforzando el compromiso fiel de Áltima por una gestión empresarial transparente, ética y responsable, basada en el desarrollo sostenible.

Compartir:
Valorar este artículo