Funsegur
Actualizado: 28/05/2022
InicioDestacadosTurismo Cultural de cementerios: 5 destinos para descubrir su patrimonio artístico, histórico y arquitectónico

Turismo Cultural de cementerios: 5 destinos para descubrir su patrimonio artístico, histórico y arquitectónico

Turismo Cultural de cementerios: 5 destinos para descubrir su patrimonio artístico, histórico y arquitectónico

Turismo Cultural de cementerios: 5 destinos para descubrir su patrimonio artístico, histórico y arquitectónico

El turismo de cementerios tiene una larga tradición sobre todo en Europa, pero actualmente en España se encuentra en pleno auge. Hay una estimación aproximada de que entre el 3 y el 20% de todos los itinerarios turísticos pasa por algún camposanto.

Con motivo de las cercanas vacaciones de Semana Santa, miles de personas aprovecharán estos días para escaparse y visitar algunos rincones de España. En este contexto Funespaña, empresa líder de servicios al fallecimiento, propone una serie de cementerios destacados en España para visitar en los días festivos. Ya sea por su singularidad, historia, ubicación, diseño arquitectónico o fallecidos ilustres que se encuentran ahí, estos lugares invitan a los visitantes a descubrir el patrimonio cultural, local y nacional.

1.- Cementerio de la Carriona en Avilés, es uno de los cementerios más particulares y activos de España. Construido por el arquitecto Ricardo Marcos Bausá a finales del siglo XIX, es realmente el mayor museo al aire libre de la ciudad. Tiene gran relevancia histórico-artística y por ello forma parte de la ASCE (Association of Significant Cementeries in Europe), además de liderar el proyecto EUCEMET, cuyas siglas en inglés significan «Cementerios europeos: jardines de almas, diversidad y patrimonio», que tiene como objetivo dar importancia a los cementerios a través de su musealización y puesta en valor. Aquí yacen el escritor Armando Palacio Valdés, la poeta Ana del Valle o el músico Julián Orbón.

2.- Cementerio de Roncal en Navarra, es un precioso y pequeño cementerio sumergido en un valle de los Pirineos. Fue premiado en 1900 con la Medalla de Honor de Escultura en la Exposición Universal de París por la obra realizada con mármol de Carrara y bronce por Mariano Benlluire. Además, en este lugar donde nació el artista se puede visitar su casa natal, que se ha reconvertido en Casa Museo, donde se encuentran objetos personales y documentación sobre su vida. Destaca también el interés por la cripta subterránea, donde se hallan los restos del tenor Julián Gayarre, uno de los mejores dentro del mundo de la ópera.

3.- Cementerio Municipal de Valencia, es obra de los arquitectos Cristóbal Sales y Manuel Blasco, empezó a construirse en 1805 y se inauguró en 1807.  Fue concebido inicialmente como un jardín pintoresco de aspecto romántico por influencia de los cementerios parisinos del Père Lachaise, Montmartre y Montparnase. Como mejor monumento se propone el primer panteón construido en el cementerio, el año 1848, para el marqués de San Juan, por el arquitecto Sebastián Monleón y el escultor y profesor de la Escuela de Bellas Artes de San Carlos, Antonio Marzo Pardo, que tiene gran contenido simbólico.

4.- El cementerio Derio de Bilbao, inaugurado en 1902, recoge la memoria histórica de nuestra villa desde el inicio del pasado siglo. Se accede al recinto enfrentándose al impactante conjunto arquitectónico de la entrada principal. A los lados, hay dos galerías porticadas simétricas que trazan un ángulo recto y convergen hacia el eje central donde se sitúa la capilla. Desde un punto de vista histórico y a través de sus distintos elementos queda reflejada la historia de la ciudad en el siglo XX con sus distintas fases de esplendor, guerra civil, desarrollismo, etc. Inaugurado en febrero de 2016, el Bosque del Recuerdo es un espacio específico dentro del Cementerio de Bilbao para aquellas personas que optan por la incineración.

5.- Cementerio casabermeja de Málaga, es considerado una de las joyas arquitectónicas de Málaga, gracias a sus panteones, túmulos y pináculos peculiares. Este camposanto, construido en el siglo XVIII, cuenta desde 1980 con la declaración de Monumento Nacional y desde 2006 con el título de Bien de Interés Cultural. Es uno de los emblemas del pueblo, ya que está en casi todas las panorámicas que se hacen del pueblo.

Como respuesta al creciente interés de los viajeros por los espacios fúnebres, Funespaña creó el concurso de cementerios de España inédito ya que no existía ni en España ni en ningún país, para fomentar el patrimonio artístico, histórico, cultural y paisajístico de los recintos funerarios. Una iniciativa que fue acogida con mucho agrado por parte de todos los municipios y en concreto de las localidades más pequeñas, ya que, de esta forma, vieron impulsados sus recursos turísticos de manera exponencial al visibilizar su patrimonio cultural a través de este concurso y de su difusión nacional. Tras dos años de parón por la pandemia, este año se volverá a lanzar.   

Compartir:
Valorar este artículo