Funsegur
Actualizado: 02/12/2022
Gesmemori
InicioNoticiasDisputas por los bienes inmatriculados por la iglesia de Salamanca y que aseguran que no lo están

Disputas por los bienes inmatriculados por la iglesia de Salamanca y que aseguran que no lo están

Disputas por los bienes inmatriculados por la iglesia de Salamanca y que aseguran que no lo están

El Gobierno y la Diócesis de Salamanca mantienen importantes discrepancias en relación a distintas propiedades que figuran en un listado que engrosa un informe detallado, que asegura que mil bienes fueron inmatriculados indebidamente mientras que la iglesia dice que son “errores de una lista con cerca de 35.000 en total”.

Según el informe de la Iglesia, y como ya publicó Tribuna de Salamanca, en la lista hay 55 bienes cuya titularidad se atribuye a la Iglesias y que no se ajustan a la realidad, para un total de 617. La discrepancia no afecta a grandes propiedades ni a ninguno de los grandes templos que se inmatricularon en ese período a nombre de la Iglesia. Entre ellos, las dos catedrales de Salamanca, la nueva y la vieja, y la catedral de Ciudad Rodrigo, además de numerosas ermitas, solares y parcelas, además de viviendas o locales parroquiales.

El pasado mes de febrero de 2021, el Congreso de los Diputados hizo llegar a la Conferencia Episcopal Española un listado de bienes con las inmatriculaciones realizadas por las diócesis entre ese periodo de 1998 a 2015. Tras analizar la situación y sin que se planteara ningún caso concreto de reclamación por parte del Estado, la Iglesia manifestó la posibilidad de realizar un estudio de revisión del listado para analizar si dentro del mismo pudiera haber bienes que no correspondieran y ser objeto así de un estudio concreto. Se hizo a través de las Diócesis para cotejar el informe del Gobierno, elaborado con datos de los registros de la propiedad.

Según el informe de la Iglesia, hay casos que no deberían aparecer en la lista de Salamanca. Se trata, por ejemplo, de duplicidades como las del cementerio e iglesia parroquial de Puebla de San Medel, que aparecen por separado 4 veces, cuando son dos bienes; y el cementerio de El Manzano, también duplicado como cementerio y solar.

También duda la Iglesia de bienes que se le atribuyen sin que existan datos suficientes para considerar que se inscribieron a su nombre. Es el caso de la parroquia de Cabrerizos, un terreno en Alconada, la casa parroquial de Aldeacipreste, siete fincas en Babilafuente, la casa rectoral de Bóveda del Río Almar, la parroquia de Cantaracillo, los cementerios de Cantalapiedra y Cantalpino, terrenos en Mancera, terrenos en Villares, terrenos, solar y finca en Villoria… que fueron inmatriculados antes o que fueron donaciones; o varias viviendas, residencia de ancianos o terrenos en Macotera registrados con anterioridad a la fecha de la ley.

En otro capítulo, la Iglesia niega haber puesto a su nombre bienes como la iglesia de San Pedro Apóstol en Anaya de Alba o el cementerio de Vitigudino. También cree que hay errores al adjudicarle la iglesia de Santiago Apóstol de Cipérez, ya que no hay templo con esa advocación (podría ser la parroquia); y una ermita en San Miguel de Valero que dicen no existe, o al menos no está inventariada y que podría corresponder con los restos de la ermita de Nuestra Señora de la Cabeza (junto a estas líneas).

Y apunta que algunos bienes que figuran en la lista fueron vendidos y ya no son de su propiedad, como el cementerio de Molinillo, que cree que fue vendido o se inmatriculó antes de 1998. Y por último ha detectado varios bienes que fueron adquiridos durante el período de las inmatriculaciones, pero por otros títulos de propiedad y que no deberían estar en la lista.

Compartir:
Valorar este artículo