Funsegur
Actualizado: 28/05/2022
InicioDestacadosLa Diputación realiza inventario de los cementerios de Balsareny y Gaià para conocer su situación real

La Diputación realiza inventario de los cementerios de Balsareny y Gaià para conocer su situación real

La Diputación realiza inventario de los cementerios de Balsareny y Gaià para conocer su situación real

Vía: Diputación

La Diputación de Barcelona ha realizado el inventario de los cementerios municipales de los municipios de Balsareny y Gaià, en la comarca del Bages (provincia de Barcelona).

Estos inventarios son una herramienta de soporte para la gestión de estos equipamientos y los trabajos incluyen el traspaso de todos los datos de los libros de registro una base de datos e identificar toda la información que  no está al día, así como el análisis del cumplimiento de la normativa que le corresponda aplicar y un esquema de cada cementerio con la ubicación de sus unidades de entierro.

El cementerio municipal de Balsareny dispone de 1.196 unidades de entierro, de los cuales 1.176 son nichos y 20 columbarios, y en cuanto al cementerio de Gaià, éste dispone de 80 nichos. En ambos casos, al traspasar los datos al soporte informático se ha detectado que en algunas unidades de entierro habría que realizar gestiones para verificar a los titulares de las concesiones, dado que ya son difuntos, o bien otros problemas relacionados con la fecha y el plazo de las concesiones que constan como vigentes.

El trabajo realizado también indica que es necesario mejorar la gestión de estas unidades de entierro por parte municipal ya que puede facilitar la recuperación de algunas sepulturas disponibles para los próximos años y no tener que ampliar el cementerio, ya que se ha visto que las unidades de entierro libres y sin concesión para hacer frente a la mortalidad prevista para los próximos 10 años no son suficientes en el caso de Balsareny, y en el caso de Gaià, poder cubrir las defunciones de los próximos 25 años.

Estos inventarios permiten una gestión informatizada de los datos, identifican las unidades de entierro disponibles y detectan las anomalías que se han generado a lo largo de la historia de la gestión de los cementerios, lo que permite plantear actuaciones de futuro para solucionarlas, y así, mejorar la gestión municipal del servicio.

Compartir:
Valorar este artículo