Funsegur
Actualizado: 28/09/2022
InicioDestacadosLa tanatofobia se define como el miedo persistente a morir

La tanatofobia se define como el miedo persistente a morir

La tanatofobia se define como el miedo persistente a morir

Con un toque suave y casi hipnótico, el dios griego Tánatos cumplía la tarea de quitar la vida a los hombres. Hoy, su nombre se relaciona con ese último momento al que estamos destinados: la muerte. Temerla es natural, pero cuando el miedo nos domina, es momento de buscar ayuda.

Acudir a un funeral, saber que alguien cercano ha muerto o la simple idea de morir incomoda a cualquiera pero, cuando esa incomodidad se transforma en ataques de pánico o ansiedad y afecta a nuestra vida estamos hablando de tanatofobia, el miedo a morir.

“En general, nadie quiere morir pero eso es algo natural. Todos tenemos que afrontar la muerte. El problema es que algunas personas se obsesionan con la idea de que van a morir, tienen una existencia muy desgraciada y desarrollan un trastorno mental”, señala Antonio Cano, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).

De acuerdo con el experto, los individuos que presentan este problema suelen tener personalidades obsesivas y concentran su tiempo en pensamientos referentes a la muerte, desde cuidarse en exceso para no enfermar, hasta evitar acudir al entierro de un familiar para no tener que ver el cuerpo.

Al respecto, la doctora en Psicología Vanessa Fernández, complementa la idea con el concepto de necrofobia, que va de la mano del miedo a la muerte, y se refiere al miedo causado al ver cadáveres, ya sean animales o humanos.

Miedo a morir: fobias y otros “fantasmas”
La psicóloga define al tanatofóbico como una persona incapaz de desarrollar estrategias para afrontar su miedo, el cual se genera por dos motivos principales.

Dicha incapacidad radica justo en el carácter obsesivo que tiene el individuo, quien no puede alejar de su mente aquello que le produce temor, alimentándolo hasta el punto de presentar sintomatología como dificultad para respirar, náuseas o aumento de la frecuencia cardíaca.

Esto genera un bucle sin fin pues el enfermo, al tener síntomas, siente que está muriendo lo que al final, aumenta la ansiedad y hace más intenso el ataque de pánico.

Síntomas de un tanatofóbico:
.- Ansiedad
.- Preocupación constante a la muerte
.- Insomnio
.- Limitar actividades
.- Cambio de hábitos para evitar enfermar y  morir
.- Pensamientos obsesivos con la muerte
.- Evitar acudir a tanatorios y a hablar de la muerte

Compartir:
Valorar este artículo