Actualizado: 25/01/2022
InicioDestacadosEl alcalde de Dodro busca la manera de corregir la situación del terreno del cementerio de Laíño

El alcalde de Dodro busca la manera de corregir la situación del terreno del cementerio de Laíño

El alcalde de Dodro busca la manera de corregir la situación del terreno del cementerio de Laíño

Tras la demanda interpuesta por la asociación de propietarios del cementerio parroquial de San Xián de Laíño contra el Ayuntamiento de Dodro (provincia de la Coruña), para tratar de recuperar la propiedad de la parcela en la que se sitúan los nichos, el Consistorio convocó a los propietarios de los panteones a una reunión en la iglesia.

El alcalde, Xabier Castro, que asistió a la reunión, ha manifestado que «la situación jurídica de estos propietarios es complicada». Desde 2019, ese terreno es propiedad del Ayuntamiento en base a un acuerdo plenario de la corporación municipal, que aceptó su titularidad, de modo que la actual inscripción registral como público.

En la reunión, a la que también asistió personal jurídico del Consistorio, se barajaron posibles fórmulas para revertir la situación del cementerio. Xabier Castro asegura que “el Concello quiere buscar una solución consensuada con los vecinos”, y para ello, quiere “respectar las propiedades existentes y volver a la situación, siempre que sea posible, al momento previo a la inscripción registral que origina este problema”.

Entre las fórmulas que se barajan está la cesión del terreno a los titulares de los panteones por 75 años prorrogables; la desafectación del mismo; la permuta por otra parcela e incluso la venta, propuesta esta última indicada por algún propietario.

Según apunta el alcalde “el Ayuntamiento se encuentra muy limitado para renunciar a un terreo de su propiedad” y de ahí la defensa que hizo este en el juicio celebrado a raíz de la denuncia interpuesta por la asociación de propietarios, juicio que estos perdieron y que ahora tienen presentado un recurso ante la Audiencia Provincial, pendiente de resolver.

Compartir:
Valorar este artículo