Actualizado: 16/06/2021
InicioEmpresasÁltima crea espacios para fomentar la protección de las abejas en los cementerios de Roques Blanques y Sitges

Áltima crea espacios para fomentar la protección de las abejas en los cementerios de Roques Blanques y Sitges

Áltima crea espacios para fomentar la protección de las abejas en los cementerios de Roques Blanques y Sitges

Áltima ha intensificado el compromiso por la protección y promoción del entorno a dos de los cementerios que gestiona, el comarcal Parc Roques Blanques, en el Papiol, y el de Les Pruelles, en Sitges (ambos en la provincia de Barcelona).

En línea con su política de gestión sostenible y respetuosa con el medio ambiente, la empresa funeraria ha reforzado la apuesta por favorecer la función polinizadora natural de las abejas en el entorno de los espacios donde se ubican los dos cementerios, por un lado, en el Parque Natural de la Sierra de Collserola, y, por otro, en el Parque Natural del Garraf.

En el caso de Roques Blanques, Áltima ampliará el Apiario didáctico, puesto en marcha en septiembre pasado y que actualmente acoge 50 colmenas. Lo hará con dos nuevos colmenares más, de 25 colmenas cada uno, que se situarán estratégicamente en los perímetros del cementerio, rodeados de vegetación, aislados y apartados de las principales vías y zonas de sepulturas. Con esta ampliación, Roques Blanques dispondrá de un total de 100 colmenas que fomentarán la polinización de más de 1,5 billones de flores cada día. Por otra parte, el cementerio de Les Pruelles de Sitges también está proyectando un espacio apícola didáctico, planteado como el de Roques Blanques.

Tal como expone Joan Ventura, director general de Cementerios de Áltima, “nuestro compromiso por la defensa y la promoción del entorno viene de lejos. Somos plenamente conscientes del espacio natural privilegiado donde se ubican estos cementerios y de ahí que, desde el primer momento, hayamos fundamentado nuestra gestión en una estrategia sostenible, que integra cementerio y naturaleza”. La apuesta por este nuevo proyecto en defensa de las abejas y la tarea polinizadora que llevan a cabo “es un paso más en nuestra contribución por la mejora de estos parques naturales que nos rodean, muy amenazados por la proximidad de núcleos urbanos”.

En efecto, factores como la actividad humana, la contaminación, el cambio climático o el uso de pesticidas están perjudicando de lleno las abejas, cuya población ha disminuido considerablemente en los últimos años en muchos puntos de los planeta. De ellas depende la preservación de los ecosistemas y, en definitiva, nuestra supervivencia ya que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 75% de los cultivos alimentarios mundiales necesitan ser polinizados. A través de la responsabilidad hacia el medio ambiente, “Áltima quiere ofrecer también una nueva manera de acercar los cementerios a la ciudadanía, rompiendo muchos tabúes en relación a estos espacios”, añade Joan Ventura.

Apiarios didácticos para fomentar el conocimiento de las abejas
En septiembre pasado, Roques blanques fue el primer cementerio del España en instalar un apiario didáctico, como el que próximamente se replicará también en Les Pruelles de Sitges. Por sus características especiales, los dos apiarios didácticos trabajan por tres objetivos principales: ambiental, pedagógico y social.

Por un lado, a nivel ambiental, los proyectos fomentan la protección de las abejas, como polinizadoras clave que juegan un papel esencial en el ecosistema y sobre la biodiversidad del entorno. En cuanto al ámbito educativo, los apiarios didácticos promueven la sensibilización y la concienciación social a través de la divulgación, el aprendizaje y la interpretación de todo lo que rodea el mundo de estos himenópteros, incentivando visitas guiadas y gratuitas de grupos y familias (escuelas, centros de mayores, empresas, etc.).

Finalmente, también se trabaja una vertiente social y solidaria, reforzando el compromiso y la implicación con entidades que trabajan con colectivos en situación o riesgo de vulnerabilidad. En este sentido, Áltima está colaborando con Esclatec, una empresa referente en la inserción laboral de personas con pluridiscapacidad, para elaborar de forma artesanal “velas con causa”, a partir de cera pura natural, que se destinarán a las familias usuarias de los cementerios.

En relación a la gestión apícola de los colmenares, a cargo de los apicultores de Melvida, se basa en los criterios de una apicultura artesanal, responsable y ecológica, fundamentada en un modelo de producción sostenible que prioriza el bienestar de las abejas (en concreto de la especie autóctona, Apis mellifera) y el respeto por su ritmo biológico y su función restauradora del ecosistema del entorno, sin objetivos productivos ni estrés.

Áltima y la sostenibilidad
Los proyectos de los apiarios didácticos a Roques Blanques y Les Pruelles son un paso más de Áltima por la preservación del entorno de los cementerios, unos espacios que a menudo se encuentran rodeados de naturaleza o junto a parques naturales. En esta línea, desde hace años, los dos recintos han desarrollado una estrategia de gestión sostenible que, en el ámbito de las sepulturas, se ha traducido en alternativas ecológicas para cenizas, pioneras en España, como el Camino del bosque, los Árboles familiares o la Fuente del reposo, en Roques Blanques; o el Jardín de las amapolas y las Urnas pluviales, en Les Pruelles.

Compartir:
Valorar este artículo