Actualizado: 12/04/2021
InicioDestacadosEl pasotismo del alcalde hace que muchas personas incineren a sus difuntos fuera de Sevilla

El pasotismo del alcalde hace que muchas personas incineren a sus difuntos fuera de Sevilla

El pasotismo del alcalde hace que muchas personas incineren a sus difuntos fuera de Sevilla

El cementerio de San Fernando de Sevilla sigue afrontando la pandemia con tan sólo dos hornos crematorios y ninguna cámara frigorífica. Según han denunciado los trabajadores municipales a OK diario de Sevilla.

Las listas de espera para la incineración de cuerpos obliga a los sevillanos a acudir a empresas privadas de pueblos vecinos. Los trabajadores municipales han denunciado la necesidad de más medios y más plantilla: “Estamos ofreciendo un servicio pésimo, nos han abandonado”.

El cementerio sevillano tiene tres crematorios: dos de ellos están obsoletos y uno lleva meses estropeado. Por el número de habitantes la ciudad debería contar con 10 crematorios.

La ley de Policía Mortuoria estipula que a Sevilla le corresponden, dada su población, alrededor de 50 cámaras frigoríficas. Pero “no tiene ninguna” y acaba dependiendo “de otros centros”, tal y como denuncian a este periódico el representante de la sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Sevilla, Rafael Román.

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas Cejas, ha ignorado hasta ahora las “decenas de reclamaciones” que durante los tres últimos años han exigido más y mejores maquinarias. La plantilla del cementerio se ha visto obligado a recurrir al Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (SERCLA) para formalizar sus demandas. Pero la situación sigue igual que años atrás, “los hornos son muy antiguos y están descatalogados”. La maquinaria ha quedado obsoleta y carece de mantenimiento preventivo», señala Román.

Dos de los hornos fueron instalados a mitad de los años 80; el último, en 2003. Requieren de dos horas y media para completar la oxigenación pirolítica controlada de un cadáver y completan diez incineraciones al día. Pero no es suficiente.

Román recalca que “No hay filtro en la salida de humos y se produce una emisión de residuos que la norma no permite”. Pero el Ayuntamiento hace la vista gorda y “no hace las inspecciones que corresponden”.

Compartir:
Valorar este artículo