Actualizado: 18/10/2021
InicioDestacadosEl juicio por las ‘contrataciones ‘fantasma’ en Cementerios de Granada se señala para el 22 de junio

El juicio por las ‘contrataciones ‘fantasma’ en Cementerios de Granada se señala para el 22 de junio

El juicio por las ‘contrataciones ‘fantasma’ en Cementerios de Granada se señala para el 22 de junio

La Sección Primera de la Audiencia de Granada ha señalado del 22 al 25 de junio el juicio contra los siete procesados por supuestas ‘contrataciones fantasmas’ en la Empresa Municipal del Cementerio de Granada S.A. (Emucesa).

Ello sucedió en la anterior etapa de gobierno del PP en el Ayuntamiento, entre los que se encuentran los exconcejales del esta formación Eduardo Moral y María Francés. En una diligencia de ordenación de la letrada de la Administración de Justicia, se señala el inicio del juicio para el 22 de junio a las 9:30 horas.

La Fiscalía solicitó penas de seis años de prisión para Eduardo Moral y cinco años para María Francés por “realizar, presuntamente, contratos irregulares cuando fueron consejeros delegados” de la empresa, en el periodo 2003-2011 y 2011-2016. Francés ha llegado a un acuerdo previo por el que acepta parte de los hechos y dos años de prisión que deberá ratificar durante la vista, según han detallado a Europa Press fuentes del caso.

Para los otros acusados, los cinco contratados, la Fiscalía ha solicitado penas que oscilan entre los cuatro y los cinco años y seis meses de prisión, además de inhabilitación especial o absoluta para cargo o empleo público.

En su escrito de acusación provisional, el Ministerio Público acusa por delitos de falsedad documental, prevaricación, fraude en la contratación y malversación de caudales públicos. Señala que, con la finalidad de dar apariencia de legalidad a la recepción de dinero público por personas afines a los acusados o al partido y “liberar a cargo de la empresa pública unas cantidades mensuales en concepto de retribución económica”, suscribieron contratos de “alta dirección” simulando “una relación laboral inexistente”. Donde conocían, contratante y contratado, que el trabajo no iba a prestarse”.

Compartir:
Valorar este artículo