Actualizado: 27/11/2020
InicioEmpresasÁltima se adapta para hacer frente a la nueva situación marcada por la Covid-19

Áltima se adapta para hacer frente a la nueva situación marcada por la Covid-19

Áltima se adapta para hacer frente a la nueva situación marcada por la Covid-19

La funeraria Áltima ante la situación provocada por la Covid-19, ha puesto de relieve la importancia de reforzar las medidas preventivas para encarar la nueva situación marcada por la pandemia.

En el balance de la compañía hecho en el marco de Todos Los Santos, Áltima ha destacado la necesidad de adaptar los servicios funerarios al nuevo contexto para poder seguir asegurando la prestación de un servicio esencial con todas las garantías de seguridad y calidad a las familias.

Algunos de los indicadores se han visto excepcionalmente alterados a causa de las implicaciones causadas por la crisis sanitaria, como es el caso del número de defunciones: desde el inicio de año, Áltima ha percibido un incremento del 29% de los servicios funerarios, que se traduce en unas 3.200 defunciones más que en el mismo periodo de 2019. Más del 24% del total de servicios llevados a cabo por la compañía este año han sido difuntos por Covid-19 o posible Covid-19.

En este sentido, desde el inicio de la pandemia, la compañía ha adecuado nuevos servicios y ha adoptado varias medidas de seguridad y prevención a los 33 tanatorios que gestiona en toda Cataluña. 

Para Josep Ventura, director general de Servicios Funerarios de Áltima “esta pandemia nos ha hecho ser todavía más conscientes de la importancia de velar el difunto y poderse despedir para evitar complicaciones en la elaboración posterior del luto. Por eso, hemos adecuado todas nuestras salas y oratorios porque sean espacios 100 % seguros para las familias ante la Covid-19, siguiendo estrictas medidas de higiene y desinfección y controlando el acceso de los usuarios en todo momento”.

La funeraria reconoce haber podido reaccionar ante las nuevas necesidades planteadas “gracias a la capacidad de adaptación e innovación de la empresa, sin la cual nos hubiera sido imposible hacer frente a un reto tan desafiante como el que nos plantea la pandemia”. 

Además de ampliar en un 5% el personal para poder dar respuesta durante los meses de más intensidad de la pandemia, Áltima ha apostado por el desarrollo de un sistema de inteligencia artificial para poder hacer un análisis predictivo que permite anticipar de una forma más precisa – con un índice de acierto superior al 90%-, la demanda de servicios y poder ajustar las capacidades internas.

Demanda de incineración
Según datos de Áltima, con un 56 % del total de servicios funerarios. El incremento en el número de incineraciones, respecto el mismo periodo de 2019 ha sido del 34 %. Según el director general de Cementerios de Áltima, Joan Ventura, “esta cifra va ligada al incremento de defunciones por la pandemia, pero también responde a la demanda creciente de esta opción, que aumenta progresivamente año tras año”.

Ante este escenario, la empresa acaba de poner en marcha un nuevo servicio para personalizar la despedida en los crematorios basado en la tecnología inmersiva a partir de la proyección de imágenes y música en uso de la realidad virtual en 3D. 

El compromiso de Áltima para garantizar apoyo ante la pérdida y el luto tanto a las familias como al personal propio, ha hecho que la compañía acabe de ser reconocida con el sello EFER (Empresa Funeraria Emocionalmente Responsable) otorgado por la Fundación Salud y Persona.

Compartir:
Valorar este artículo