Actualizado: 24/10/2020
InicioEmpresasLos centros de Áltima en Garraf, Alt Penedès, Bages, Ripollès y Alt Empordà, preparados para la fase 1

Los centros de Áltima en Garraf, Alt Penedès, Bages, Ripollès y Alt Empordà, preparados para la fase 1

Los centros de Áltima en Garraf, Alt Penedès, Bages, Ripollès y Alt Empordà, preparados para la fase 1

Áltima se encuentra a punto de restablecer los servicios de los 14 tanatorios que gestiona en Garraf (Sitges, Vilanova i la Geltrú y Cubelles-Cunit), Alt Penedès (Vilafranca y Lavern), Bages (Manresa, Bages Sud-Sant Vicenç de Castellet, Abadal-Súria, Cardona, Navarcles i Santpedor), Ripollès (Ripoll) y Alt Empordà (Figueres y Llançà), desde el momento en que estas comarcas entren en la fase 1 de desconfinamiento.

Estos equipamientos funerarios están preparados para reabrir con todas las garantías de seguridad para los usuarios, cumpliendo con las medidas de contención establecidas por el Ministerio de Sanidad.

Desde el pasado lunes ya se pusieron en marcha en el tanatorio que Áltima tiene en L’Arboç (Baix Penedès). Lo más destacable de esta próxima flexibilización son que los velatorios estarán limitados a un máximo de diez personas simultáneamente, que deberán respetar en todo momento los dos metros de distancia y deberán ir protegidas con mascarilla. Áltima evitará también la apertura de salas de velatorio contiguas, instalará dispensadores de gel desinfectante y facilitará hasta diez mascarillas cada familia.

Áltima permitirá la celebración de ceremonias de despedida limitando el aforo a un tercio de la capacidad del espacio. Los asistentes deberán llevar mascarilla y mantener una distancia de seguridad de un metro como mínimo. En el acceso del oratorio se encontrarán también dispensadores desinfectantes de manos. Tanto las salas de vela como los oratorios se limpiarán y desinfectarán con frecuencia, y siempre después de cada uso.

En relación a las comitivas de acompañamiento el entierro o la incineración del difunto, se permitirá la presencia de un máximo de 15 personas, más un ministro de culto, que en todo caso deberán ir protegidos con mascarilla y estar separados con un distancia mínima de seguridad de dos metros. Tanto el cementerio como el crematorio, Áltima pondrá a disposición de las familias dispensadores de gel desinfectante.

Para evitar aglomeraciones, se organizarán las entradas y salidas de los accesos principales de los tanatorios y cementerios, así como de los oratorios cuando se lleve a cabo una ceremonia.

Medidas extra de prevención y servicio telefónico de ayuda al duelo
Áltima seguirá priorizando la atención telefónica a todos los centros y oficinas. En caso de que haya que hacer alguna gestión presencial, se limitará a una o dos personas, en función del espacio. Asimismo, la compañía ha instalado mamparas protectoras en las recepciones y despachos de atención a las familias, además de proveer con pantallas faciales protectoras todo el personal de esta área.

Se facilitarán también dispensadores de gel hidroalcohólico y se colocarán paneles informativos sobre las medidas de protección, seguridad e higiene necesarias en diversos puntos de los edificios. Para facilitar el cumplimiento de estas medidas excepcionales, se ha marcado el pavimento de las zonas comunes de los centros para señalizar elementos como los accesos o las distancias mínimas de seguridad.

Se mantendrá, además, el refuerzo de la limpieza y la desinfección en todos los espacios, prestando atención especial a los de uso común y los servicios. En relación al personal, Áltima garantizará en todo momento el suministro de equipos de protección individual y la organización horaria por turnos.

Compartir:
Valorar este artículo