Actualizado: 23/10/2020
InicioNoticiasEl concejal de distrito Marc Serra, no asistió a la sesión informativa por el tanatorio y los vecinos indignados

El concejal de distrito Marc Serra, no asistió a la sesión informativa por el tanatorio y los vecinos indignados

El concejal de distrito Marc Serra, no asistió a la sesión informativa por el tanatorio y los vecinos indignados

Ayer lunes 24 de febrero la Funeraria San Ricardo, interesada en instalar un tanatorio en el barrio de Sants de Barcelona, se presentó junto con su equipo, a una reunión con los vecinos para explicar el proyecto.

El concejal del distrito, Marc Serra, de Barcelona en Comú, no asistió a la reunión porque tenia que acompañar a la alcaldesa Ada Colau, a un viaje a Madrid. Al conocerse su no asistencia, el grito fue unánime, “cobarde, cobarde, cobarde”.

Por parte del Ayuntamiento asistieron dos personas con cargos técnicos; la gerente del distrito, Sonia Frías, y Amalia Mateos, directora de planeamiento de ecología urbana. En el auditorio de las Cotxeres de Sants asistieron unas 550 vecinos contrarios al proyecto y muy enfadaos con Ada Colau por otorgar la licencia a Funeraria San Ricardo.

Los propietarios de funeraria, Enrique y Alejandro Albiol, padre e hijo aseguraron, como ya adelantó en exclusiva El Funerario Digital, que “no tenemos socios” y detrás de esta empresa únicamente se encuentra nuestra familia”. También dejaron claro que la aseguradora Ocaso, “no tienen ninguna relación ni accionarial ni comercial con la promotora del nuevo tanatorio”.

Los vecinos apuntaron al alto “impacto ambiental” de situar un tanatorio en esta zona, como puede ser el incremento del tráfico de vehículos privados. En respuesta los promotores argumentaron que se ha encargado un estudio de movilidad donde refleja que el tanatorio aumentaría el tráfico en dos calles contiguas únicamente en un 1%. Ello provocó las risa de todos los asistentes.

El arquitecto del proyecto aseguró que se contempla cuatro salas velatorios, con una previsión de realizar un máximo de tres o cuatro servicios diarios.

Los vecinos señalaron que la modificación de las ordenanzas funerarias de 2017 es la que ha posibilitado que ahora se puedan instalar tanatorios en el centro de Barcelona. “Con ello, Colau abrió la posibilidad a que otras empresas se puedan instalar en la ciudad”.

La gerente de distrito, Sonia Frías dijo que, esta modificación perseguían tenía dos objetivos: “romper el monopolio e impulsar una funeraria municipal”. En respuesta le recordaron que “lo único que ha conseguido Colau es que se instalen tanatorios privados en cualquier lugar de la ciudad”.

El proyecto se encuentra en exposición pública, ya que aún faltan informes de lo servicios de arquitectura y movilidad municipales , así como patrimonio de la Generalitat porque el edificio donde se proyecta el tanatorio, la histórica fábrica modernista Germans Climent, está catalogado.

Los vecinos mostraron su malestar e insistieron en su negativa a la construcción de un tanatorio en su barrio, gritaron contra la alcaldesa, por haber modificado las ordenanzas funerarias. El concejal Marc Serra, ausente en la reunión, comprometió su asistencia con los portavoces de la plataforma contraria al tanatorio este jueves.

Compartir:
Valorar este artículo