Actualizado: 21/09/2020
InicioEmpresasDiseñan una joya que conserva ADN en su interior, para prevenir futuras enfermedades hereditarias

Diseñan una joya que conserva ADN en su interior, para prevenir futuras enfermedades hereditarias

Diseñan una joya que conserva ADN en su interior, para prevenir futuras enfermedades hereditarias

Family Synergy, empresa especializada en conservación de ADN y asesoramiento genético, y la joyería Sancho Jewelers, ambas con sede en Sant Boi del Llobregat (Barcelona), son los creadores de “ADN para SIEMPRE”, una joya que fusiona ciencia y joyería.

La pieza permite preservar en su interior el ADN propio o el de un ser querido, para poder extraerlo y realizar estudios actualizados sobre la información genética, tantas veces como sea necesario.

“Más del 50% de las personas llevamos, en nuestro ADN, mutaciones genéticas que pueden favorecer el desarrollo de una enfermedad. En España, hasta 3 millones de personas (un 6% de la población) padecen enfermedades hereditarias o familiares. Solo conservando hoy nuestro ADN nos aseguramos poder descubrir, en el momento que nos interese, las bases genéticas de una enfermedad familiar.  Así tenemos la posibilidad de prevenirla en nuestros descendientes, contando con los tratamientos personalizados que están llegando”, explica la Dra. Marta Tomas, directora general de Family Synergy.

La razón es que los análisis genéticos de un gran número de afecciones médicas todavía no son hoy en día suficientemente completos: no se conocen todas las regiones del ADN relacionadas con cada patología hereditaria (Alzhéimer y Parkinson familiares, cáncer hereditario, muerte súbita, enfermedades raras…). Sin embargo, en pocos años muy probablemente lo serán. De este modo, todo el mundo podrá beneficiarse de los avances biomédicos en el conocimiento del ADN que, sin duda, se producirán.

Disponiendo físicamente del ADN, podremos identificar la base genética de la afección médica en una familia y también qué miembros portadores de la misma podrán prevenirla.

La joya, disponible tanto en oro de 18K, como en plata, mantiene el ADN aislado y protegido a lo largo del tiempo, a través de una cápsula metálica con doble sellado. Como explica Francesc Sancho, fundador de Sancho Jewelers, “está realizada en la máxima calidad y se caracteriza por un elegante diseño patentado e inspirado en la estructura de la doble hélice del ADN”. Además, cuenta con la garantía de empresas pioneras en España.

¿Cómo se obtiene el ADN y cómo se incorpora a la joya?
Obtener la joya “ADN para SIEMPRE” es sencillo y cómodo. A través del servicio DNA FAMILY BOOK, de Family Synergy, el usuario recibe un Kit en su domicilio. Éste incluye un bastoncillo con el cual, simplemente frotando su encía, y de forma totalmente indolora, obtendrá su muestra biológica, que será recogida por la misma empresa para purificarla y ensamblarla cuidadosamente en la joya que el usuario recibirá, junto con su Informe de Certificación del ADN.

En cualquier momento y siguiendo las recomendaciones de uno de los asesores genéticos expertos facilitado por Family Synergy (o de su propio médico), este ADN puede ser analizado.

Opcionalmente, se pueden conservar muestras de ADN adicionales en biobancos homologados, que pertenecen a la Red Nacional de Biobancos, como los de los hospitales Clínic (Barcelona) o Germans Trias i Pujol (Badalona).

Siempre se mantiene una confidencialidad absoluta, ya que sólo el usuario del servicio (o persona autorizada por él) tiene acceso a su muestra. Así terceras partes como farmacéuticas, científicos o aseguradoras no pueden analizar ese ADN, ni recibir ningún tipo de información relacionada con este, si el usuario no lo solicita expresamente.

Puede contratar el servicio el propio interesado, o un familiar o representante legal, si se trata de alguien menor de edad, incapacitado o difunto.

Conservar el ADN de un difunto, en la joya “ADN para SIEMPRE”
Las familias que desean conservar el ADN de una persona difunta, en la joya “ADN para SIEMPRE”, pueden contratar este servicio de Family Synergy a través de los servicios funerarios.

Se trata de la última oportunidad para que las familias conserven un recuerdo físico, esencia de persona que les ha dejado. Además, se asegurarán así de poder acceder a esta ventana de información futura, que marcará la salud de sus descendientes.

Compartir:
Valorar este artículo