Actualizado: 09/12/2019
InicioInternacionalArqueólogos encuentran en el centro de Noruega una casa funeraria de la época vikinga

Arqueólogos encuentran en el centro de Noruega una casa funeraria de la época vikinga

Arqueólogos encuentran en el centro de Noruega una casa funeraria de la época vikinga

Vía: RT

En excavaciones realizadas en el cementerio de una granja de tiempos vikingos, en el centro de Noruega, los arqueólogos descubrieron vestigios de una antigua casa funeraria. La construcción, de tres metros por cinco, tenía postes en las esquinas y paredes hechas con tablones, en un estilo similar al utilizado en las primeras iglesias de madera.

El edificio no sobrevivió, y lo único que pudieron identificar los especialistas fue una zanja rectangular, con ligeras huellas de la casa, así como algunas piedras donde estuvieron las paredes. Aún así, el estilo de construcción es típico de la era vikinga.

“Podemos ver que la casa estuvo en medio de un túmulo funerario. Por eso sabemos que probablemente había una tumba dentro de ella”, cita Phys.org a Raymond Sauvage, jefe del proyecto de excavación.

Los arqueólogos admiten que todavía hay muchas cosas que no saben sobre el porqué se construyeron estas casas y para qué estaban destinadas. Entre las explicaciones hay dos que lucen como las más probables, aunque son contradictorias. Según una de ellas, esos espacios podrían haber sido utilizados como morgue, un sitio donde los vikingos almacenaban cadáveres en espera de que el suelo se descongelara en la primavera. Sin embargo, ahora la mayoría de los investigadores creen que desempeñaron un papel más simbólico que práctico.

Las casas funerarias de la época vikinga son hallazgos raros en Noruega, donde no llegan a 15 en todo el país. De este modo, cada una es una oportunidad única de aprender sobre cómo los vikingos lidiaron con la muerte. Los arqueólogos afirman que había una gran variedad en las costumbres fúnebres de entonces.
La nueva excavación se realizó en medio de obras de la autopista E39 y continuará el año que viene.

Compartir:
Valorar este artículo