Actualizado: 27/11/2020
InicioNoticiasEl antiguo crematorio hindú, un basurero

El antiguo crematorio hindú, un basurero

El antiguo crematorio hindú, un basurero

Completamente abandonado: la puerta forzada, basura acumulada por todos los rincones, colchones desperdigados por el suelo, con muestras del paso del vandalismo… Así ‘luce’ el antiguo crematorio hindú de Ceuta, situado a la espalda del cementerio de Santa Catalina, convertido en un particular asentamiento de inmigrantes o de grupos de jóvenes que se concentran para la práctica del botellón.

Su aspecto, hoy por hoy, no es el que debería tener una infraestructura a la que el paso del tiempo y el cambio de las costumbres le hizo perder su uso pero que podría tener otra finalidad más allá del que se le da en la actualidad.

La Comunidad Hindú es consciente de esta situación y en varias ocasiones ha dado traslado de esta problemática al Gobierno local, proponiendo como alternativa que pueda servir de crematorio para todas las religiones que contemplan este acto, sustituyendo el espacio actual ubicado al lado de la sala de autopsias y harto criticado por la ciudadanía.

La Comunidad dejó de utilizar hace años el crematorio como tal y la falta de uso dio pie al ataque de los incívicos que comenzaron forzando la puerta para colarse dentro de las instalaciones, terminando por causar en su interior daños gratuitos o robar desde las puertas hasta elementos de todo tipo. Después ha sido transformado en asentamiento y su aspecto indigno puede ser apreciado por cualquier persona que frecuente la zona.

El presidente de la comunidad, Ramesh Chandiramani, ha recordado en declaraciones a este periódico que este año han mantenido reuniones con la clase política orientadas a buscar un uso que evite esta situación. Existe un común acuerdo con la Ciudad para estudiar la posibilidad de ubicar de manera definitiva el crematorio en este punto para lo que habría que hacer un estudio y valorar si económicamente se pueden trasladar los hornos actuales a esta zona.

En lo que sí están de acuerdo Ciudad y Comunidad Hindú es en que el antiguo crematorio, puesto en marcha en 2006, no puede seguir ofreciendo este aspecto, ya que cada vez su estado es más deficiente. Por parte de la Comunidad decidió mantenerse ante la posibilidad de que alguna familia quisiera cumplir con los ritos funerarios de manera tradicional, pero el paso del tiempo ha llevado a que no se emplee, dando pie a su ocupación por parte de intrusos que lo han deteriorado.

Fuente: El Faro de Ceuta

Compartir:
Valorar este artículo