Actualizado: 04/06/2020
InicioNoticiasCursos de Verano: Visita guiada por el cementerio de Ballena de Castro Urdiales

Cursos de Verano: Visita guiada por el cementerio de Ballena de Castro Urdiales

Cursos de Verano: Visita guiada por el cementerio de Ballena de Castro Urdiales

Unas cincuenta personas han participado en la visita guiada al cementerio de Ballena de Castro Urdiales, (Cantabria) programada dentro de las actividades de Los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria.

El historiador y doctor en Historia Medieval Víctor Aguirre fue el encargado de explicar el importante valor arquitectónico de algunos de los panteones más imponentes de este camposanto, obras de insignes arquitectos como Leonardo Rucabado, Eladio Laredo o Severino Achúcarro.

En este cementerio descansan los restos de personajes ilustres de la historia local, regional y nacional, como el arquitecto regionalista Leonardo Rucabado y el músico y compositor castreño Arturo Dúo Vital.

Sobre el Cementerio de Ballena
Cementerio marítimo proyectado por Alfredo de la Escalera y Amblard, arquitecto diocesano y provincial en 1885-1888. Con un estilo ecléctico, caracterizado por rememorar el lenguaje clásico, que ha sido el estilo dominante, y que se aplicó en la construcción de capillas funerarias, panteones y nichos.

El cementerio de Ballena de Castro Urdiales es uno de los ejemplos más notables de la arquitectura funeraria española y representa un modélico ejemplo de actuación urbanizadora. Reúne un conjunto de monumentos funerarios de excepcional calidad, en diferentes estilos como el neóclasico, eclecticismo, neomedievalismo, modernismo, gótico, art decó…

Formó parte del ensanche urbanístico local de fines de siglo XIX, con una estructura urbana que se distribuye en manzanas y calles, “mímesis” de la ciudad de los vivos. La ubicación del cementerio es espectacular, se trata de un enclave elevado sobre el mar, como una pequeña península, dotado de las mejores condiciones territoriales para que estuviera “bien ventilado” y no pueda dañar “la salud pública”, en palabras de la época. // castro-urdiales.net

Compartir:
Valorar este artículo