Actualizado: 03/06/2020
InicioNoticiasPANASEF: “Las empresas del sector funerario ya no venden cajas, ofrecen servicios”

PANASEF: “Las empresas del sector funerario ya no venden cajas, ofrecen servicios”

PANASEF: “Las empresas del sector funerario ya no venden cajas, ofrecen servicios”

En FUNERMOSTRA podemos encontrar servicios digitales para simplificar la comunicación entre aseguradoras, funerarias y familia, plataformas para interactuar con los familiares y borrado póstumo de perfiles sociales.

Qué podemos hacer con las cuentas en redes sociales, que deja abiertas un fallecido, o los enlaces a los que lleva Google, o los bienes en criptomonedas…

“Los nativos digitales dejarán activos digitales que habrá que gestionar”, ha manifestado Óscar Domínguez, de la empresa Mi Legado Digital, que trabaja junto a Legadosi3 para combinar el tratamiento tecnológico de estos legados con el área del derecho, y participa en la feria Funermostra, inaugurada este miércoles en Valencia.

Con un millón de personas de entre 35 y 45 años interesadas en estas cuestiones, una cifra que prevé duplicar a finales de año, esta empresa ofrece el derecho al olvido, la gestión de la reputación virtual y la preservación del legado digital del difunto a través de un testamento digital, donde el interesado se pronuncia sobre qué quiere que ocurra con sus perfiles en redes sociales, correos electrónicos o cuentas de Netflix o sus criptomonedas.

También existe el testamento genético con información del ADN para que futuras generaciones puedan saber qué enfermedades podrían contraer y que puede ser útil para posibles reclamaciones de herencias.

La imagen como “experiencia transformadora” en el duelo es otro de los servicios tecnológicos novedosos que se presentan en FUNERMOSTRA: cambiar el formato de las ceremonias fúnebres para ir más allá del acompañamiento musical es el objetivo de un sistema audiovisual personalizado que proyecta imágenes de la inmensidad de la naturaleza y de los días más felices del fallecido.

En pantallas de tamaños que eligen los familiares, incluso de gran formato, se proyectan esas imágenes a partir de fotografías en papel, vídeos o CD que emiten en una sala en penumbra, en una “nueva cultura que procede de Estados Unidos”.

Dentro de este concepto, la empresa VivoRecuerdo ha creado una plataforma para hacer “una ventana de los recuerdos” con fotografías de familiares o amigos que pueden enviar desde cualquier parte del mundo y en tiempo real acompañadas de mensajes de condolencia. 

Cargar fotos, vídeos, dar al “me gusta” o escribir comentarios con emoticonos es lo que permite la red social Alife, que ha creado un ‘software”‘ con todos los datos de la ceremonia fúnebre y que ha introducido como novedad la posibilidad de que los niños puedan hacer dibujos que después se publican en el muro del difunto como mensajes de condolencia.

Además de nuevas experiencias, la feria presenta, ataúdes en forma de tronco cuyo interior está forrado de algodón o que son como un joyero de la mano de Divina Aurora, que fabrica el 9 % con producto ecológico y produce 70.000 cajas anuales.

Su presidente, Félix Pont, ha asegurado que cada año crece el número de incineraciones, que deben realizarse por ley en una caja ecológica y sin herrajes, por lo que la sosteniblidad es un factor principal del sector.

Funeral Products expone urnas de latón combinadas con joyas que pueden contener una cantidad simbólica de cenizas del fallecido o un escáner de huellas dactilares que se envían a cualquier móvil y se pueden imprimir en una joya.

Alfredo Gosálvez, secretario general de PANASEF ha declarado, “las empresas del sector funerario ya no venden cajas, ofrecen servicios”, detrás de un servicio funerario hay nueve servicios más.

Compartir:
Valorar este artículo