Actualizado: 26/06/2019
InicioDestacadosUna reproducción en granito de “La Piedad” de Miguel Ángel en el cementerio de Carballo

Una reproducción en granito de “La Piedad” de Miguel Ángel en el cementerio de Carballo

Una reproducción en granito de “La Piedad” de Miguel Ángel en el cementerio de Carballo

“Fue un desafío y ahora es un placer verlo hecho”, dice Anxo Cousillas, un escultor cabanés con sede en Laxe, en referencia a su última gran creación, una reproducción en granito de la Piedad de Miguel Ángel.

La escultura se ha colocado la pasada semana en el lugar donde confían que ocupe para siempre, el corredor central del cementerio municipal de Carballo (La Coruña). La magnífica pieza reemplaza al antiguo crucero, destruido por una tormenta hace dos años.

Angel Cousillas tuvo claro desde el principio “La Piedad” era la pieza perfecta para ese lugar. “Lo primero que me vino a la mente cuando vi el lugar fue esa figura”, dice. Y su propuesta fue acogida con el mismo entusiasmo desde el principio tanto por el gobierno municipal como por la parroquia.

Pero la escultura es aún más impresionante que el esbozo inicial. Para ello, utilizó un bloque de granito de 5.000 kilos, que después del trabajo realizado por Anxo Cousillas desde el verano pasado se ha reducido en aproximadamente la mitad.

El conjunto completo supera, según los cálculos del autor, los 6.000 kilos. Fue trasladado al cementerio en un transporte especial y se utilizó una grúa grande.

“Tenía miedo porque el pavimento podría dañarse, ya que los camiones pesados ​​tenían que entrar, pero todo fue perfecto, sin ningún problema”, dijo el escultor.

Ahora espera que los algarrobos disfruten admirando una pieza cuya original forma parte de la historia de la escultura y el arte. “Es una figura que me llamó la atención desde la infancia y que al entrar en el mundo de la escultura me sorprendió cada vez más, porque tiene una gran armonía, aunque es muy desproporcionada, y esto desde el punto de vista de la escultura siempre “me ha llamado mucho la atención”, agrega Anxo Cousillas, quien también está agradecido, “aprendí mucho haciendo este trabajo. He hecho piezas mucho más voluminosas, pero una figura tan complicada como eso no lo he hecho”, concluyó.

Compartir:
Valorar este artículo