Actualizado: 24/05/2019
InicioNoticiasEn la necrópolis musulmana de Ronda han aparecido en los dos últimos años varios restos de enterramientos

En la necrópolis musulmana de Ronda han aparecido en los dos últimos años varios restos de enterramientos

En la necrópolis musulmana de Ronda han aparecido en los dos últimos años varios restos de enterramientos

Las obras que se realizaban en una vivienda en el barrio de San Francisco de Ronda, (provincia de Málaga) junto a la plaza Ruedo Alameda, se han descubierto un total de 13 enterramientos individuales de la época andalusí que, según manifestó el arqueólogo que dirige las excavaciones, Jorge Padial, datan de entre los siglos XIII y XV. Y se trata de una necrópolis musulmana de la ciudad.

Los distintos restos de enterramientos que han salido a la luz a lo largo de los últimos años como consecuencia de obras llevadas a cabo en este punto de la localidad, que comprende parte su conjunto histórico, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), desde los años sesenta.

Los últimos fueron hallados hace aproximadamente un mes, en el transcurso de las primeras acciones para la construcción de una vivienda junto a la plaza Ruedo Alameda.

Pero la primera evidencia sobre la delimitación de la maqbara en San Francisco es la presencia de su puerta principal, hoy día, la Puerta de Almocábar: «Lo primero que debemos tener en cuenta es que ya tenemos un hito que nos marca la situación del cementerio, que es la Bab al-maqbara o Puerta del Cementerio, la Puerta de Almocábar», explicó Pilar Delgado, arqueóloga del Ayuntamiento de la ciudad del Tajo.

Los primeros restos humanos aparecieron en 1994, en la calle San Francisco, a los que le siguieron otros en 1997 en el Residencial Santa Ana; 2002, en la zona Vigilancia, San Francisco; 2004, en Cábilas; 2011, en Torrejones; y 2016, en Ruedo Alameda. «Han aparecido dos tipos de sepulturas: unas son fosas simples abiertas en el sustrato y otras más lujosas, digamos, que emplean sillarejos de piedra para delimitarlas. En su interior depositaban el cadáver decúbito lateral derecho sobre una parihuela de madera», añadió Delgado.

El camposanto andalusí de Ronda se diferencia de otros espacios coetáneos, dijo esta arqueóloga, por la forma de señalizar las sepulturas, ya que se utilizaba una estela en la cabecera de la tumba.

Compartir:
Valorar este artículo