Actualizado: 20/04/2019
InicioNoticiasPodemos acusa: “no se han eliminado las barreras arquitectónicas del cementerio de La Purísima”

Podemos acusa: “no se han eliminado las barreras arquitectónicas del cementerio de La Purísima”

Podemos acusa: “no se han eliminado las barreras arquitectónicas del cementerio de La Purísima”

“El consejero de Medio Ambiente de Melilla está desatendiendo sus obligaciones, la legislación vigente y las necesidades de la ciudadanía”. Así de tajante se ha manifestado la secretaria general de Podemos Melilla, Gema Aguilar, quien apunta a que, pese a que el consejero Manuel Ángel Quevedo tiene constancia de las barreras arquitectónicas que hay en el cementerio de la Purísima Concepción, “no ha movido ni un dedo” para eliminarlas.

Aguilar afirma que varias personas se han dirigido a la formación morada para quejarse de que ninguno de los dos accesos que dan al patio de las parcelas 20, 21 y 22 están preparados para personas con problemas de movilidad reducida o con discapacidades motoras. “No eliminar las barreras arquitectónicas del cementerio supone una discriminación que afecta a buena parte de la ciudadanía”, sostiene.

“Nos parece una vergüenza y una falta de respeto que, estando obligado por ley y sabiendo que esto afecta a buena parte de la ciudadanía, el consejero no haya hecho cuanto está en su mano para que todas las personas puedan ir a honrar a sus seres queridos”, remarca la secretaria general de Podemos.

A su vez, Aguilar puntualiza que el área de Medio Ambiente ha emprendido varias obras en los últimos meses, pero se ha olvidado de este rincón del cementerio, pese a que tiene constancia de su falta de accesibilidad desde hace años.

Al parecer de la dirigente del partido morado, un partido que de verdad se preocupe por la gente nunca permitiría que existan obstáculos que impidan que espacios públicos como el cementerio sean cien por cien accesibles para toda la ciudadanía. “Según la legislación vigente, todas las barreras arquitectónicas deberían haber sido eliminadas al terminar el año 2017, pero en Melilla vamos a otro ritmo por culpa de nuestros gestores y su ausencia de planificación”, dice.

“Nuestro objetivo es trabajar a conciencia para que no quede ni un rincón a Melilla al que no puedan acceder todas las personas que se encuentren en la ciudad porque no queremos que nadie se sienta discriminado o discriminada en algo tan cotidiano como transitar por espacios o edificios que sean públicos”, resalta.

Compartir:
Valorar este artículo