Actualizado: 20/04/2019
InicioNoticiasUna exempleada declara haber visto cómo salía el mismo ataúd para incinerar tres o cuatro veces

Una exempleada declara haber visto cómo salía el mismo ataúd para incinerar tres o cuatro veces

Una exempleada declara haber visto cómo salía el mismo ataúd para incinerar tres o cuatro veces

Grupo Funerario El Salvador de Valladolid, empresa investigada por la denuncia del cambió de ataúdes antes de la cremación y su reutilización, sigue generando información, ya que una exempleada ha asegurado el pasado viernes 22, al declarar como testigo que vio cómo salía un féretro para incinerar que regresó otras tres o cuatro veces a la funeraria.

Se trataba de un féretro muy especial, muy ornamentado, con un precio de unos 12.000 euros, ha narrado la testigo, que ha argumentado que por esas características concretas del ataúd sabía que era ese mismo el que llegó a ver salir y entrar unas tres o cuatro veces.

La extrabajadora ha declarado como testigo en el Juzgado de Instrucción 6 de Valladolid que se ocupa del caso, centrado en averiguar si el dueño, varios familiares y trabajadores del grupo El Salvador vendieron féretros que retiraron antes de incinerar y los volvieron a vender, una estafa continuada que pudieron cometer durante veinte años con casi 6.000 ataúdes.

La testigo ha relatado cómo preguntó en la funeraria por ese ataúd tan grande y caro que ella observó varias veces entrar y salir y le contaron entre risas que correspondía al reciclaje, a la retirada de un ataúd antes de la incineración para volver a usarlo, han precisado fuentes del caso.

En prisión bajo fianza
La extrabajadora ha asegurado que quien daba las órdenes a través de un encargado era el propio dueño de la empresa, Ignacio M., quien fue arrestado y permanece en prisión bajo fianza de 800.000 euros. Además del propietario del Grupo El Salvador, continúan en prisión uno de sus hijos, con una fianza de 800.000 euros, y una hija del dueño, con una fianza de 400.000 euros.

En una nueva fase de “Ignis”, los agentes detuvieron el jueves 21, a otras diez personas, trabajadores de la empresa funeraria, que pudieron haber colaborado en la estafa continuada de la reventa de los ataúdes.

Previsiblemente, una vez que presten declaración, serán puestos en libertad, si así lo decide el titular del Juzgado, para posteriormente volver a comparecer en una fecha aún por determinar en el Juzgado de Instrucción Número 6, que se ocupa del caso.

Compartir:
Valorar este artículo