Actualizado: 25/01/2022
InicioNoticiasEl cementerio de El Barco de Valdehorras no dispone de nichos para atender la demanda

El cementerio de El Barco de Valdehorras no dispone de nichos para atender la demanda

El cementerio de El Barco de Valdehorras no dispone de nichos para atender la demanda

Vía: La región

Los siete peticionarios que han solicitado nichos en el cementerio municipal de El Barco de Valdehorras (provincia de Orense) ha provocado que el consistorio ha abierto un registro en las dependencias municipales debido a que los solicitantes se dirigieron al Concello, quien realizó varias ampliaciones del camposanto en los últimos años.

Sin embargo, sus peticiones no obtuvieron el resultado, al haberse agotado todas las tumbas libres. El hecho de que el cementerio de El Barco pueda exhibir el cartel de «completo» fue anunciado por el concejal de Cemienterio de Medio Rural, Xesús Jares Almeida.

El Concello acometerá nuevas ampliaciones del recinto, aunque no lo hará en breve. El concejal explicó que llevará a cabo esta actuación cuando aumente el número de peticiones recibidas en el Consistorio. «Se hay peticiones, construiremos otros 100 nichos», comentó el edil, aludiendo a la obra más reciente, en la que fue construido un bloque de un centenar de nichos.

La más reciente se desarrolló hace apenas cuatro años y durante la misma fue construido un centenar más en el espacio que el cementerio ganó a la Finca La Cruz.

En el cementerio aún hay tumbas disponibles. Son pocas, apenas unas 18, pero las tiene reservadas el Concello para atender los posibles imprevistos que puedan surgir. A ellas, hay que sumar alguna que otra que va siendo ofertada por sus adjudicatarios, una vez que decidieron deshacerse de ella.

En todo caso, cuando el número de peticionarios aumente, la ampliación continuará en el espacio de la Finca La Cruz que fue separado del área recreativa. Es una zona que ocupa 3.000 metros cuadrados, de los 24.000 del recinto. Las estimaciones municipales cifraron en torno a 700 los nichos que podrán construirse en esta parte.

Los cementerios de las aldeas del municipio también están al límite de su capacidad. Camposantos como el de Vilanova, que fue ampliado no hace demasiados meses, está a punto de agotar sus nichos, una situación que no es muy distinta a la de otros pueblos, como A Proba. En una situación totalmente opuesta está Santigoso, en cuyo recinto aún podrán conseguirse tumbas durante algún tiempo.

En referencia a los precios de los nichos, estos oscilan entre los 450 euros de uno de cinco alturas en la parte antigua del cementerio y los 1.200 de los construidos en la última ampliación. A su vez, las parcelas de la zona vieja cuestan 1.500 euros.

 

Compartir:
Valorar este artículo