Actualizado: 15/11/2018
InicioNoticiasProfanan las tumbas de dos mujeres en el cementerio de Algar de Palancia

Profanan las tumbas de dos mujeres en el cementerio de Algar de Palancia

Profanan las tumbas de dos mujeres en el cementerio de Algar de Palancia

Vía: Levante-emv

El cementerio de Algar de Palancia (provincia de Valencia) apareció el domingo con dos tumbas profanadas. Una persona de la localidad encontró los nichos abiertos y los féretros en el suelo. En ese momento avisó al ayuntamiento desde donde se dio traslado del asunto a la Guardia Civil, que ha abierto una investigación al respecto.

Las primeras pesquisas realizadas por la Guardia Civil apuntan a una posible “gamberrada”, aunque no se descartan otra líneas de investigación en las que siguen trabajando. Sin embargo, la teoría de la gamberrada deja algunas incógnitas por resolver, tal como sostienen desde el ayuntamiento.

Entre otros interrogantes, llama la atención el cuidado con el que los autores de la profanación trataron las lápidas de mármol que embellecen las tumbas dejándolas apoyadas en la pared, completamente intactas. “Las podían haber roto o tirado al suelo y no lo hicieron”, comentaban fuentes municipales.

Los nichos profanados pertenecen a dos mujeres, vecinas de la localidad, entre las que aparentemente no existía ninguna relación. “No eran familia, ni tenían ningún tipo de vínculo que nosotros conozcamos, solo que ambas eran del pueblo”, explicaban desde el ayuntamiento. Tampoco estaban enterradas una junto a la otra, sino en dos lugares distintos y bien separados entre sí: una casi en la entrada del cementerio, y la otra, en la parte de detrás, en la zona más nueva. Esta es otra de las incógnitas que deberá esclarecer la investigación, si la elección de las tumbas fue aleatoria o más bien algo premeditado.

No es la primera vez que Algar del Palancia (provincia de Valencia) se ve envuelto en un episodio tan macabro. Hace unos veinticinco años su cementerio ya sufrió las acciones de grupos vandálicos que rompieron lápidas y cruces, aunque en aquella ocasión sus autores no llegaron a profanar ninguna de las tumbas.

Compartir:
Valorar este artículo