Actualizado: 15/11/2018
InicioDestacadosLa Generalitat da la razón a un usuario que denunció que le impusieron a una funeraria contra su voluntad

La Generalitat da la razón a un usuario que denunció que le impusieron a una funeraria contra su voluntad

La Generalitat da la razón a un usuario que denunció que le impusieron a una funeraria contra su voluntad

Vía: TV3

La Generalitat ha dado la razón a un vecino de Santa Coloma de Gramanet (provincia de Barcelona) porque no pudo elegir a la empresa funeraria que él quería que se encargase de realizar el servicio funerario de su madre, y le obligaron a utilizar los servicios funerarios de Sancho de Ávila.

La Administración insta el Ayuntamiento de Barcelona a investigar el caso y a sancionar a las empresa funeraria por monopolizar el mercado.

Es la segunda vez que Manuel Monterde denuncia al Ayuntamiento de Barcelona por permitir el monopolio de los servicios funerarios de la ciudad. Pero el pasado martes, la denuncia que había presentado, ha obtenido el apoyo de la Autoridad de la Competencia de la Generalitat.

Este órgano de la administración reconoce que “el mercado de los servicios funerarios es un mercado libre”, que los usuarios “tienen el derecho de escoger a la empresa funeraria que deseen”. Y en este caso, insta al usuario a comunicar esta infracción al alcalde de la localidad.

El informe de la Generalitat hace referencia a la madre difunta de Manuel Monterde, ya que él quería un tanatorio de Santa Coloma de Gramanet donde iba a enterrarla a su madre, y los responsables del geriátrico de Barcelona, donde murió, no lo permitieron. Para el señor Monterde llevar a su madre al tanatorio de Sancho de Ávila de Barcelona, supuso un sobrecoste de 5.000 euros.

Aureli Sánchez, presidente de la Asociación Esfune, explica que las funerarias también han denunciado esta práctica al ayuntamiento de Barcelona y también de las comisiones que se pagan para tener la exclusividad.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, que no ha conseguió cumplir su promesa de abrir un tanatorio público con precios más bajos, ha confirmado los hechos y el teniente de alcalde, Jaume Asens, asegura que estudiarán el caso.

Cada año de media en Barcelona mueren unas 16.000 personas y la empresa de servicios funerarios Mémora realiza el 80% de los sepelios.

Compartir:
Valorar este artículo