Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasFuneraria San José planea construir un crematorio en Bayas, cerca del tanatorio que ya ha abierto

Funeraria San José planea construir un crematorio en Bayas, cerca del tanatorio que ya ha abierto

Funeraria San José planea construir un crematorio en Bayas, cerca del tanatorio que ya ha abierto

Vía: Saioa Echeazarra / El correo

El polígono industrial de Bayas es la ubicación en la que la funeraria San José opta por construir un crematorio, en un emplazamiento cercano al que ocupa el flamante tanatorio que ya ha abierto sus puertas en la calle Guadalquivir. Para ello han solicitado al Ayuntamiento de Miranda de Ebro (provincia de Burgos) información sobre unos terrenos que se localizan «a unos cien metros» de distancia del nuevo edificio, señalan desde la empresa.

Un extremo que confirman por parte del área de Urbanismo del Consistorio, desde donde apuntan que la funeraria ha cursado solicitud de «informaciones urbanísticas de dos parcelas que están al lado para saber el tipo de uso que tienen», explica la responsable municipal de esta área, Noelia Manrique. Esta petición llegó al Consistorio antes del verano. Y, según transmiten desde la funeraria, «tenemos una respuesta afirmativa del Ayuntamiento» sobre que este terreno «es válido» para la actividad de incineración.

De hecho, San José traslada que su idea es empezar «en breve» a realizar el proyecto de la nueva construcción. La puesta en marcha de un crematorio en la ciudad lleva tiempo entre los planes de la funeraria. Antes de obtener la licencia municipal de obras para el tanatorio, la sociedad eliminó en el año 2016 el crematorio de su proyecto por no poder acomodarlo en la nave para cumplir con la reserva obligatoria de plazas de parking. Se topó también con el rechazo vecinal.

En lo que se refiere al nuevo tanatorio, el complejo ya tiene abiertas sus puertas tras concluir unas obras que han durado cerca de un año. Esta nueva instalación ya está en marcha una vez que la empresa «ha remitido la declaración responsable a la que se ha unido el fin de obra, comunicando al Ayuntamiento el inicio de la actividad», tal y como apunta la responsable municipal de Urbanismo.

En este sentido, en base a la Ley de Prevención Ambiental, «si se remite ese fin de obra debidamente firmado pueden abrir, siempre y cuando estén a expensas de que los servicios técnicos del Ayuntamiento revisen la obra, las instalaciones, se pronuncien sobre la licencia y la documentación que se ha adjuntado con esa comunicación de inicio de actividad. Todavía falta la revisión de esa documentación porque la presentaron hace 5 días. En el momento en que se revise, los servicios técnicos dirán si es conforme o no a la licencia otorgada, y si hay alguna cosa que haya que requerir y que tengan que subsanar en su momento y si efectivamente está todo bien y no hay ningún problema», precisa Manrique.

Con 1.400 metros y 2 plantas, el tanatorio tiene 7 salas y emplea de inicio a 6 personas. El complejo se pone en funcionamiento tras 5 años de conflictos con el Ayuntamiento. La administración local concedió licencia de obras al tanatorio en julio de 2017.

Previamente tuvo lugar un largo proceso de resoluciones judiciales, errores y peticiones de aclaración. Hay que remontarse hasta 2012. Entonces se conoció la intención de la empresa de construir un tanatorio y crematorio en Bayas.

Se denegó permiso para el crematorio y se emplazó a buscar otro lugar. Luego la funeraria demandó al Consistorio. En 2015, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León autorizó el uso funerario del solar, pero exigió corregir el proyecto. En 2016, la empresa eliminó el crematorio del proyecto por no poder acomodarlo en la nave para cumplir con la reserva de plazas de parking. elcorreo.com

Compartir:
Valorar este artículo