Actualizado: 15/11/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento destina 25.000 euros en adaptar el tanatorio de El Socorro a la nueva normativa

El Ayuntamiento destina 25.000 euros en adaptar el tanatorio de El Socorro a la nueva normativa

El Ayuntamiento destina 25.000 euros en adaptar el tanatorio de El Socorro a la nueva normativa

El Ayuntamiento de Tegueste, (provincia de Santa Cruz de Tenerife) a través del área de Obras que dirige el concejal Javier Galván, ha puesto en marcha las obras de reforma del Tanatorio de El Socorro, unos trabajos importantes para este barrio de la Villa y que suponen una inversión total de 25.318 euros. Las obras tendrán una duración aproximada de un mes.

El objetivo de estos trabajos, según explica Galván, es “adaptar el inmueble a la nueva normativa referente a su uso, una normativa que corresponde al decreto 132/2014, de 29 de diciembre de Sanidad Mortuoria.

Los trabajos corresponden a varios cambios de distribución en el interior, manteniendo la fachada, altura, ocupación y edificabilidad la misma a la existente. Igualmente, se dotará de extracción forzada de aire a la zona de exposición y preparación del cadáver, así como aire acondicionado a estos mismos espacios al igual que en la sala para el público. Existe ventilación natural en el resto de dependencias.

En cuanto a los trabajos que se ejecutan en la fachada, se abrirán dos huecos para acceso y se cerrarán otros dos existentes. Además, se ejecutará una pérgola para dar protección solar al público y se acondicionará el acceso por rampas y escaleras reglamentarias. Estas modificaciones no implican cambios de la edificación en cuanto a alturas, superficie construida, ocupación en planta, retranqueos, edificabilidad, cuerpos volados/salientes ni ampliaciones de ningún tipo.

El Tanatorio de El Socorro se distribuye en una sola planta, distribuido arquitectónicamente en dos cuerpos: un cuerpo principal donde se alberga la mayor parte de las dependencias y con cubierta inclinada a una sola agua, y un segundo volumen más pequeño que alberga el vestíbulo de acceso y la cocina. La cubierta de este último cuerpo es plana, aunque con una ligera inclinación para evacuar las aguas pluviales.

El inmueble tiene acceso directo desde la vía pública, pero a través de la plaza de la iglesia, debiendo salvar un desnivel de altura por medio de un tramo de escalera y rampa. En cuanto a su distribución, va en acorde con el uso (velatorio): un pequeño vestíbulo principal exterior (aunque cubierto) que da acceso a una única sala para el público, aseos y cocina.

Compartir:
Valorar este artículo