Funsegur
Actualizado: 07/12/2022
Gesmemori
InicioEmpresasFuncantabria dispone de la certificación de la norma UNE-EN 15017 de calidad en la gestión de servicios funerarios

Funcantabria dispone de la certificación de la norma UNE-EN 15017 de calidad en la gestión de servicios funerarios

Funcantabria dispone de la certificación de la norma UNE-EN 15017 de calidad en la gestión de servicios funerarios

Funcantabria es la primera empresa de la región y una de las pocas de España que ha logrado certificarse en la norma UNE-EN 15017 de servicios funerarios. El pasado 14 de julio, Miguel Ángel Díaz, presidente de la funeraria, recibió en presencia de la alcaldesa de Santander, Gema Igual, el certificado de manos de Gerardo Pellón, director territorial de AENOR. También se le entregó la certificación de calidad de la gestión ISO 9001.

“Funcantabria somos una empresa atenta a la evolución del sector funerario y por lo tanto a las nuevas tendencias que puedan suponer una mejora en la atención a las familias”, asegura Miguel Ángel Díaz. En este sentido el ámbito de las funerarias se está desarrollando notablemente en armonía con la evolución de las creencias y los deseos de los ciudadanos.

Funcantabria ha sido una de las primeras empresas españolas en proporcionar féretros ecológicos certificados en las incineraciones, adelantándose incluso a la legislación europea en este sentido. Según palabras del presidente, “se trata, como en cualquier empresa, de gobernar eficientemente el timón y adelantarse a los cambios y demandas del mercado”.

En este sentido Funcantabria ofrece también un singular servicio de despedidas para aquellas familias que quieren decir adiós a las cenizas de sus seres queridos de una forma especial. Así organizan ceremonias en helicóptero, o en barco o en cualquier lugar donde la familia quiera despedirse o cumplir la última voluntad del difunto.

De esta manera la compañía da un paso más para encabezar “una nueva generación de funerarias”, empresas más enfocadas a mejorar el servicio a las familias y a conectar con la sociedad “como fórmula de progresión y sostenibilidad del negocio”, empresas que cuidan y hacen crecer su marca en un sector demasiado tradicional.

No en vano, Funcantabria lleva a cabo una completa y reconocida actividad de Responsabilidad Social Corporativa bajo el lema “Celebra la vida”. La empresa desea relacionarse con su entorno y cambiar el concepto lúgubre asociado a su tipo de negocio. Por eso su acción social se enfoca a aportar calidad de vida a las personas y saber reconfortar o ayudar a aquellos que más lo necesitan. Es por tanto una extensión de su actividad profesional diaria.

Por eso no duda en desarrollar actividades de tipo social o cultural, como por ejemplo las visitas guiadas al camposanto de Geloria en Torrelavega, donde se aprende un poco más sobre la historia de la ciudad conociendo a quienes se encuentran allí enterrados. Esta iniciativa, organizada en colaboración con el ayuntamiento, se encuentra este año entre las finalistas al premio a la Mejor Actividad de Puertas Abiertas en el concurso Cementerios de España 2017 que organiza la revista “Adiós Cultural”.

Funcantabria patrocina también conciertos solidarios de zarzuela en el Teatro Municipal Concha Espina de Torrelavega, y ha financiado otro tipo de actividades como la marcha solidaria AMAT y la recogida de tapones en beneficio de La Vida de Lucas. La empresa tiene una notable presencia en las comarcas occidentales de Cantabria, así como en el entorno de la capital del Besaya, donde el próximo año hará 25 años que nació. Desde 2016 la funeraria tiene oficina en Santander, lo cual ha reforzado notablemente su posición a la vanguardia del sector en la región.

Funcantabria se precia de ser “una empresa distinta”. De hecho ha protagonizado un cambio radical en su sector en cuanto al diseño y la atención personalizada que presta en sus instalaciones. Ha apostado por entornos más luminosos y cercanos con el fin de transmitir mejor el apoyo y la calidez que necesitan las personas que han de despedirse de sus seres queridos.

Compartir:
Valorar este artículo