Actualizado: 11/12/2017
InicioCuriosidadesActuaciones para evitar la perdida de las pinturas murales de la Necropólis Romana de Carmona

Actuaciones para evitar la perdida de las pinturas murales de la Necropólis Romana de Carmona

Actuaciones para evitar la perdida de las pinturas murales de la Necropólis Romana de Carmona

Vía: ABC

La Comisión Provincial de Patrimonio ha aprobado la ejecución dos intervenciones en la Necrópolis Romana de Carmona. Se actuará en la tumba del Ritón y en la de Servilia, una de las más monumentales del conjunto. En ambas para evitar la pérdida de las pinturas murales que las adornan y que hacen especialmente valioso este conjunto.

Una nota distintiva del conjunto carmonense es que se ha conservado parte de la capa pictórica que decoraba los muros de las tumbas. Es el caso de las dos tumbas en las que se va a actuar, sobre todo la de Servilia. Pero estas pinturas tiene un gran de deterioro importante y el riesgo de pérdida es grande. Por ello se actuará para asegurar su conservación. En la tumba del Ritón se aborda una actuación integral de sus patologías, provocadas sobre todo por el agua de lluvia.

En el caso de la tumba de Servilia, se interviene en las pinturas que están en el pasillo de acceso a la cámara principal en las que aparece una figura femenina frente a una balanza. Aquí se trata de eliminar sedimentos biológicos y de fijar estucos y zonas de pintura que corren riesgo de desprendimiento.

Ambas tumbas datan aproximadamente del siglo I d.C. La del Ritón tiene la tipología más abundante en la Necrópolis de Carmona: un pozo y una cámara excavados en la roca del alcor. Por su parte la de Servilia es muy singular por la gran monumentalidad que presenta. Tiene un gran patio central rodeado de galerías a las que dan algunas cámaras y en la fachada oriental cuenta con un jardín funerario. En conjunto representa una domus romana de la época.

El desarrollo de esta intervención servirá también para diagnosticar la situación actual de todas las patologías del monumento y proponer actuaciones futuras en este mismo complejo funerario.

En la provincia, la Comisión de Patrimonio también ha aprobado intervenciones en los mosaicos del Conjunto Termal de Herrera, así como la inscripción como BIC del yacimiento del Cerro Macareno de La Rinconada.

La restauración de los mosaicos de Herrera la lleva a cabo el Ayuntamiento a través de programas de empleo. Se realizarán labores previas de documentación gráfica y un seguimiento fotográfico de las fases de restauración que incluye una fase de consolidación y otra de limpieza con el objetivo de asegurar que no se producirán daños mayores ni pérdidas de material.

El yacimiento del Cerro Macareno muestra los restos de un asentamiento humano del I milenio a.C. Ofrece una secuencia estratigráfica que va del siglo VIII al I a.C. y algunos materiales arqueológicos en superficie evidencian el uso más prolongado de algunos sectores que alcanza al menos la época romana imperial. El conjunto ofrece una guía excelente para conocer toda la secuencia cultural protohistórica del Guadalquivir inferior, incluyendo sus dos momentos: el tartésico y el turdetano. La estratigrafía allí lograda fue la más completa obtenida jamás, hasta los años setenta del siglo XX, en Andalucía occidental.

Compartir:
Valorar este artículo