Actualizado: 13/12/2017
InicioDestacadosMujer fallecida el 30 de junio no puede ser enterrada por discrepancias con la compañía aseguradora

Mujer fallecida el 30 de junio no puede ser enterrada por discrepancias con la compañía aseguradora

Mujer fallecida el 30 de junio no puede ser enterrada por discrepancias con la compañía aseguradora

La familia de Rosario Segura Martín, una vecina de Sevilla fallecida el pasado 30 de junio, lleva desde ese día sin poder enterrarla debido a discrepancias con la compañía aseguradora con la que ella tenía contratado el seguro de decesos.

Así lo ha explicado Natalia Martín, la nuera de la fallecida, que ha concretado que el cadáver de su suegra les fue “retirado” y guardado en una cámara frigorífica la misma noche del día en que falleció, al sospechar, ha dicho, “que se hizo el seguro de decesos cuando ya estaba enferma, lo que les hemos demostrado con papeles que no es cierto”.

La mujer, que murió con 58 años, suscribió su seguro de decesos el 2 de agosto del año pasado, “no porque estuviese enferma, sino por indicación de su hermana”, según Natalia, y 13 días después fue ingresada de urgencias y le descubrieron un cáncer de pulmón extendido a varias partes del cuerpo.

Según Martín, les han pedido “informes médicos de cinco años atrás para alegar que estaba enferma cuando hizo la póliza, y hemos aportado informes de rotura de cadera, una citología o algún resfriado, pero nada relacionado con la causa de su muerte”.

Rosario falleció a las 6:45 horas del pasado 30 de junio y la compañía aseguradora le dijo que la llevasen al tanatorio de San Jerónimo de la SE-30 de Sevilla, y ese mismo día pidieron a la familia un informe del médico de cabecera.

Tras indicarles en el tanatorio que al día siguiente sería el responso a las 8:45 horas y los restos serían llevados a la localidad natal de Rosario, Cañaveral de León (Huelva), “el mismo día de la muerte, a las diez menos cuarto de la noche, nos quitaron el cuerpo y lo metieron en una cámara frigorífica, donde se encuentra todavía, sin que en la compañía de seguros nos den una solución”, relata Natalia Martín.

Ha asegurado que la familia está viviendo “una auténtica pesadilla”, ya que, entre otras cosas, no pueden acceder al tanatorio al no constar su póliza como legal, de modo que, desde su casa, están haciendo las gestiones necesarias para poder solucionar este asunto.

Compartir:
Valorar este artículo