Actualizado: 19/10/2021
InicioArtículosLa regularización del cementerio sigue muy “viva”

La regularización del cementerio sigue muy “viva”

La regularización del cementerio sigue muy “viva”

Vía: Autor: Julo Matute / Diario de Soria

El Ayuntamiento de Soria ha activado distintas líneas de trabajo, con las que garantizar el futuro del cementerio de Soria, actualizando y regularizando espacios y titulares con la idea de evitar problemas a futuras generaciones, está contando con el ‘vivo’ interés de los familiares de los finados que descansan en el camposanto de la capital.

Tanto es así que, según fuentes municipales, el total de actualizaciones llevadas a cabo en el cementerio desde el 27 de julio y hasta el 7 de diciembre alcanzan ya las 243, registradas de modo telemático. Todos estos procesos se han podido beneficiar de una bonificación adicional del 90% en la tasa marcada.

La valoración ante la respuesta vecinal ante esta campaña se entiende como «muy positiva», razón por la que se extenderá también a lo largo del próximo año 2017, «ya que es la forma de seguir mejorando el servicio, sobre todo en el apartado administrativo, al conseguir tener un interlocutor vivo de cada concesión administrativa».

La puesta en marcha de esta formulación permite incluir entre los nuevos estándares de relación «una comunicación directa a la hora de mejorar zonas, actuar en espacios más deteriorados o a la hora de avisar de cualquier incidencia».

Como dato complementario cabe señalar que el proceso abierto comenzó «además» con la actualización del reglamento que databa de principios del siglo veinte y con la posterior recuperación del servicio que ahora gestiona ya de forma directa el Ayuntamiento de Soria desde el 1 de enero del año 2015.

«Es una medida que también asegura el futuro del recinto, una vez que, además, se amplió en la parte nueva con otras 310 unidades de enterramiento y una inversión de 350.000 euros, asumidos con fecha de octubre de 2012, hace poco más de cuatro años.

Entre las motivaciones de la campaña en curso está acreditar la titularidad de los espacios en el cementerio, «que tienen unos plazos y que, por ello, se deben regularizar o actualizar aparcando el concepto popular de ‘perpetuidad’ que no existe como tal en las concesiones y sustituyéndolo por esos plazos de 5, 10 o 30 años para nichos y 10, 30 o 50 para sepulturas con la opción de actualizar titularidad o años cuando se produzca un fallecimiento del titular».

Cuando se comenzó con todo el proceso de puesta al día del servicio, de las cerca de 7.800 sepulturas del cementerio municipal, en más de 5.500 el titular no coincidía con el recibo. Estas anomalías suponían un problema real de uso del cementerio ya que todas las inhumaciones deben ser autorizadas. Este problema, además, que ahora con la llegadas de cientos de regularizaciones está en disposición de poder reducirse de forma efectiva, había ido aumentando con el paso de sucesivas generaciones, habiendo sido cada vez más complicado acreditar el uso de una sepultura con multitud de herederos y situaciones confusas lo que podía haber llevado incluso a medio plazo a la clausura de zonas completas del mismo.

Compartir:
Valorar este artículo