Actualizado: 21/11/2018
InicioMedicina ForenseNinguna funeraria opta al servicio de recogida de cadáveres judiciales

Ninguna funeraria opta al servicio de recogida de cadáveres judiciales

Ninguna funeraria opta al servicio de recogida de cadáveres judiciales

Vía: Susana Arizaga / Opinión de Zamora

El Instituto de Medicina Legal de Zamora carece desde primeros de año del vehículo especializado de una única funeraria con el que el Ministerio de Justicia acude al lugar donde se ha registrado un fallecimiento para recoger el cadáver y trasladarlo a la sala de autopsias, ubicada en el Cementerio municipal.

Este servicio denominado de recogida de cadáveres judiciales, que realiza unas 130 actuaciones al año, lo venía realizando desde hace cuatro años la misma funeraria contratada por concurso, convocatoria que este año ha quedado desierta.

Esta circunstancia, que se confía en que sea temporal, ha supuesto un paso atrás, ha restado agilidad al servicio y ha generado “un funcionamiento caótico porque no siempre se sabe a qué funeraria se encargará ni en que condiciones se hará” el trabajo, explican fuentes judiciales.

El servicio se ha organizado con la elaboración de un listado de funerarias, pactado con las propias empresas, para ir llamando, por turno, según se van produciendo óbitos en los que es preciso que intervengan los juzgados y, por tanto, los médicos forenses.

La otra opción es dar aviso a la funeraria que la familia del finado tenga contratada, aunque si existe el servicio judicial para el traslado a la sala de autopsias siempre se realiza mediante esa fórmula.

Este sistema de funcionamiento es también “más molesto porque hay que buscar la empresa a la que se debe llamar”, cuando con la otra fórmula, la funeraria siempre tenía un vehículo disponible para realizar esta tarea.

Precisamente por esto, la organización resulta, pues, “más complejo”, apuntan las mismas fuentes. En algunos puntos de la provincia hay problemas todavía de coordinación, puesto que las empresas todavía no han negociado para establecer los turnos de intervención, lo que dificulta las intervenciones en esas zonas.

No obstante, es preferible que tanto la labor de traslado de los cadáveres por lo especializado del trabajo se realice siempre por la misma empresa, así como personal que conozca las instalaciones de la Clínica Forense, con características específicas. Por esta causa se decidió convocar un concurso de adjudicación del servicio, con un balance positivo respecto de la organización y la eficacia del trabajo que se ha llevado a cabo.

Compartir:
Valorar este artículo