Actualizado: 28/07/2021
InicioNoticiasEl tanatorio del municipio Valencia de Don Juan, reabre después de seis meses cerrado por mandato judicial

El tanatorio del municipio Valencia de Don Juan, reabre después de seis meses cerrado por mandato judicial

El tanatorio del municipio Valencia de Don Juan, reabre después de seis meses cerrado por mandato judicial

Vía: Diario León

El tanatorio de la localidad Valencia de Don Juan (provincia de León) reabrió sus puertas después de estar más de seis meses cerrado por mandato judicial por litigios entre los miembros de la sociedad empresarial que lo gestionaba.

Desde el Ayuntamiento se congratulaban de la reapertura. Según informó el primer teniente de alcalde, José Jiménez, las instalaciones comenzaron a funcionar de nuevo el pasado miércoles 27 gestionadas por la empresa Los Jardines. «El tanatorio ya está abierto desde. La empresa Los jardines ha hecho algunas reformas de adecentamiento de las instalaciones y de mejora de la accesibilidad», comentó Jiménez, quien recordó que el tanatorio dispone de dos salas.

El teniente de alcalde valoró muy positivamente la noticia asegurando que «esto es muy importante para Valencia de Don Juan porque se trata de un servicio fundamental que afecta a las familias en momentos muy difíciles. Aunque se trate de unas instalaciones privadas, son imprescindibles». De todos modos Jiménez informó que aún así, el tanatorio municipal que se encuentra en la calle Carlos Pinilla y que cuenta con una sala, continuará abierto para todo aquel que lo solicite.

El tanatorio (privado) de Valencia de Don Juan, ubicado en la carretera de Matallana, cerca de la estación de autobuses y próximo al cementerio, era el único que venía prestando sus servicios de manera habitual en la localidad coyantina en los últimos años. También lo utilizaban personas de otras localidades de la comarca que cuentas con este tipo de instalaciones.

A principios del pasado mes de noviembre cerró sus puertas por una orden judicial por litigios entre los miembros de la sociedad que lo regentaba. En ese momento el Ayuntamiento se vio obligado a abrir velatorio municipal, situado en el centro de la localidad y con unas dimensiones menores. Sólo dispone de una sala.

Esta falta de espacio hizo que el consistorio, reunido en Junta de Gobierno el 7 de noviembre, acordase que «considerando que el velatorio municipal, sito en la avenida Carlos Pinilla, tiene una capacidad reducida y en previsión de las posibles incidencias derivadas que se pudieran producir en el tiempo en el permanezca cerrado el mencionado tanatorio (privado) acuerda que velatorio municipal sólo esté disponible para los vecinos que estuvieran empadronados o fueran residentes en este municipio en la fecha del deceso; asimismo también estará disponible para los denominados hijos del pueblo».

Compartir:
Valorar este artículo