Actualizado: 21/09/2020
InicioNoticiasSe desmorona parte de un muro con desplazamiento de tierra en el cementerio aragonés de Castellote

Se desmorona parte de un muro con desplazamiento de tierra en el cementerio aragonés de Castellote

Se desmorona parte de un muro con desplazamiento de tierra en el cementerio aragonés de Castellote

Vía: Beatriz Severino / La Comarca

Las últimas lluvias provocaron la caída de un muro y el deslizamiento de tierra a una ladera. Algunos vecinos critican «dejadez» por parte del Ayuntamiento de Castellote, (provincia de Teruel) localidad a la que pertenece el barrio. Desde el consistorio aseguran que existía un plan de reforma que las lluvias han obligado a adelantar.

El temporal en el Maestrazgo se ha llevado por delante una de las paredes del cementerio del barrio castellotano de Luco de Bordón. Está construido sobre una ladera, un factor que acentúa los problemas cuando llueve y algunos vecinos aseguran que el muro ya presentaba grietas, una de ellas especialmente grande, lo que ha facilitado la filtración de agua durante años.

Uno de los vecinos se percató del derrumbe cuando paseaba y avisó al Ayuntamiento de Castellote. «La pared estaba en mal estado desde hace años y lo hemos advertido en muchas ocasiones al consistorio», dijo el presidente de la Asociación de Vecinos, Tomás Pel, achacando lo sucedido a una actitud de «dejadez». Recordó que otras infraestructuras en Luco de Bordón atraviesan también por problemas de estabilidad.

No obstante, este miércoles se desplazaron dos albañiles con previsión de que las obras de restitución comiencen el lunes. Se trata de una construcción muy antigua y el paso del tiempo ha hecho mella en la estructura por lo que requiere una actuación exhaustiva.

Una obra prevista
Desde el Ayuntamiento de Castellote aseguraron que es la tercera vez que se actúa en el muro del cementerio y que existe un proyecto para reformarlo desde hace tiempo. De hecho, la pasada semana un aparejador y un albañil visitaron el lugar y corroboraron la necesidad de derribar el muro. «Fastidia esta situación porque la obra estaba prevista pero las lluvias nos han obligado a adelantar la actuación. En el proyecto se contemplaba ya el derribo de la pared y una protección especial para el resto», dijo el alcalde, Ramón Millán.

El coste total del proyecto completo se estima en un precio mínimo de unos 30.000 euros. «No se hace de un día para otro, se estaba redactando una memoria para hacerlo de la mejor forma», dijo. Además del derribo de la pared se contemplaba la protección del resto con una valla metálica para evitar que las cabras montesas siguiesen haciendo daño a tejas y unas paredes hechas con materiales muy antiguos. La intención del consistorio es llevar a cabo el proyecto completo aunque la prioridad es restituir la malograda pared cuya caída arrastró consigo parte de la ladera sobre la que está edificada.

 

 

Compartir:
Valorar este artículo