Actualizado: 25/09/2020
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Oviedo habilita un oratorio multiconfesional en el cementerio de San Salvador

El Ayuntamiento de Oviedo habilita un oratorio multiconfesional en el cementerio de San Salvador

El Ayuntamiento de Oviedo habilita un oratorio multiconfesional en el cementerio de San Salvador

Vía: El Comercio

El viernes previo al día de Todos los Santos, el Arzobispado de Oviedo prohibió a la Iglesia Anglicana celebrar ritos en la capilla del cementerio de San Salvador, consagrada como católica en 1943. El día de la festividad, el arzobispo Jesús Sanz Montes ofició la eucaristía en la capilla, mientras a las puertas el pastor anglicano José Quesada rumiaba el agravio.

En menos de dos semanas, el Ayuntamiento de Oviedo reaccionó. La Junta de Gobierno ha encargado a los técnicos de Patrimonio que redacten el proyecto para rehabilitar la antigua vivienda del capellán del camposanto como una sala y oratorio multiconfesional. Un espacio para que otros cultos puedan celebrar sus ritos en el cementerio, en vista de la nueva actitud del Arzobispado, que, tras la polémica, se manifestó a favor de que los anglicanos tengan un espacio en el camposanto, «pero no en el lugar donde los católicos celebran su misa».

Libertad religiosa
El informe de Gestión del Patrimonio recuerda que los cementerios de titularidad municipal se explotan actualmente en régimen de concesión administrativa. La gestión del servicio está regulada por un reglamento, aprobado hace casi 20 años, y en el que está previsto que «los ministros o representantes de las distintas confesiones» puedan «disponer lo que crean más conveniente para la celebración de los entierros de acuerdo con las normas aplicables a cada uno de los casos y dentro del respeto debido a los difuntos».

La disposición, hasta la fecha, no había obligado a hacer inversiones en el cementerio. La rehabilitación de la vivienda del capellán, en las inmediaciones de la capilla y ahora sin uso, permitirá dotar de un espacio a otras confesiones minoritarias y evitar nuevos choques con la Iglesia. Los técnicos reconocen que «la gran mayoría de los sepelios se celebran conforme al rito católico», pero recuerdan que el principio de libertad religiosa «exige habilitar un espacio adecuado» para las celebraciones del resto de confesiones.

La redacción del proyecto, en realidad, no compromete a que las obras se ejecuten a corto plazo, aunque esa sea la intención del equipo de gobierno. Dependiendo del importe que sea necesario invertir, el Ayuntamiento debería reservar una partida presupuestaria en el capítulo de inversiones del presupuesto del próximo ejercicio.

Compartir:
Valorar este artículo