Actualizado: 26/09/2020
InicioNoticiasEl alcalde de Colmenar Viejo visita los trabajos de ampliación realizados en la capilla del cementerio de Santa Ana

El alcalde de Colmenar Viejo visita los trabajos de ampliación realizados en la capilla del cementerio de Santa Ana

El alcalde de Colmenar Viejo visita los trabajos de ampliación realizados en la capilla del cementerio de Santa Ana

Vía: Madrid Norte

El Alcalde de Colmenar Viejo,( Comunidad de Madrid) Miguel Ángel Santamaría, y el Concejal de Obras y Servicios, Carlos Blázquez, han visitado la capilla del cementerio de Santa Ana para comprobar el estado en el que ha quedado este espacio tras la reforma y ampliación realizada en él con el fin de ofrecer a los usuarios no sólo un espacio de rezo más grande y cómodo sino también más homogéneo con el tanatorio del camposanto.

“La capilla se había quedado muy pequeña y prueba de ello es que en la mayoría de los oficios religiosos muchas personas se tenían que quedar en el umbral de la puerta o en el porche porque no había sitio dentro. Lo que hemos hecho ha sido ampliar el espacio, reorganizar sus elementos y, de paso, igualar su estética con la del tanatorio, una dependencia pegada a la capilla”, han explicado el Regidor y el Edil.

Los trabajos -que se enmarcan en el contrato vigente entre el Ayuntamiento y la empresa que gestiona el cementerio de Santa Ana, Nuestra Señora de los Remedios- han consistido en la ampliación del espacio interior de la capilla, incluyendo la demolición parcial de la fachada, la construcción de un nuevo porche de acceso a ella y la modificación del altar, retirando los muros exentos que existían y agrandando el espacio para los usuarios.

El acondicionamiento interior ha supuesto la sustitución del solado anterior por otro de mármol similar al existente en el tanatorio; el trasdosado de las paredes interiores; y la creación de un nuevo falso techo acústico con lamas de madera y un nuevo lucernario sobre el altar.

Además, se han modernizado sus sistemas de iluminación y climatización -incluyendo un cuarto de instalaciones externo e insonorizado-; la cubierta tiene ahora aislamiento térmico, impermeabilización y protección contra el fuego; y se ha homogeneizado su imagen exterior con la del tanatorio, incluyendo la rehabilitación de fachadas exteriores.

Compartir:
Valorar este artículo