Actualizado: 19/09/2020
InicioNoticiasEl cementerio de Sant Andreu (Barcelona) presenta una gran proliferación de cucarachas

El cementerio de Sant Andreu (Barcelona) presenta una gran proliferación de cucarachas

El cementerio de Sant Andreu (Barcelona) presenta una gran proliferación de cucarachas

Vía: Raquel Mateos / La Vanguardia

Isabel, una vecina del barrio barcelonés de Sant Andreu, se lamenta de que siempre encuentra cucarachas cuando va a visitar a un familiar enterrado en el cementerio de Sant Andreu. Se trata de ejemplares de pleriplaneta americana, más conocida como cucaracha americana o cucaracha roja, una especie extendida por toda la ciudad de Barcelona. Al parecer la presencia de flores y agua atrae a este insecto hacia los camposantos, pese a que procede de las cloacas. Y las temperaturas casi estivales de este inicio de otoño han alargado su época de mayor proliferación y visibilidad.

La cruzada de Isabel empezó en mayo, cuando detectó los primeros insectos en el jarrón de agua donde coloca las flores. “Dí la voz de alarma enseguida, pero me dijeron que es normal, que salen de las alcantarillas”. Ha interpuesto quejas por escrito, ha ido en persona a Sancho de Ávila a hablar con responsables de Cementiris de Barcelona y ha explicado su caso a políticos del distrito y de la oposición. También ha relatado su caso a la asociación de vecinos y a la revista local Sant Andreu de Cap a Peus, a través de la que este medio ha conocido su historia.

Ruano considera que sus reclamaciones “no han sido atendidas” porque “los bichos siguen estando por todas partes, por los nichos de alrededor, por los mausoleos, por las fuentes…”. “Sellaron mi nicho con un gel especial para que no salgan las cucarachas que hay dentro y yo no las vea, pero esto no soluciona el problema”, lamenta. “Ya se sabe que los cuerpos se descomponen, es natural, claro, pero estos insectos son de cloaca, es inmoral que pase esto, no vivo ni duermo pensándolo…”, gimotea con lágrimas en los ojos.

Un asunto “de ciudad”
Cementiris de Barcelona admite la problemática, pero asegura que se trata de un asunto “de ciudad”, porque las actuaciones en superficie no pueden erradicar la proliferación bajo tierra. “No se puede negar que hay cucarachas, pero como en todas partes; llamarle ‘plaga’ quizá es ir demasiado lejos”, indica una portavoz, que renglón seguido subraya que Cementiris sí está actuando contra estos insectos. “Fumigamos y realizamos muchas otras actuaciones, pero llegamos hasta donde estamos autorizados, porque Sanitat no autoriza cualquier método en un recinto público como es un cementerio, al que acuden personas y en el que reposan difuntos”, señala. “En verano hay más y en invierno hay menos”, suspira.

Aunque no le han llegado más quejas, el presidente de la Asociación de Vecinos del Sant Andreu de Palomar, Santi Serra, asegura que “comprende” la angustia de esta vecina y que da crédito a su testimonio. Señala, además, que en el camposanto hay también mosquitos tigre y que él mismo se llevó unas cuantas picaduras en el tobillo el pasado 5 de octubre, tras participar en la ofrenda floral que los vecinos organizan cada año frente a la tumba del dramaturgo Ignasi Iglésias (1871-1928). “Preguntamos y nos dijeron que era normal, que les atrae el agua encharcada, incluso la poca cantidad de agua de lluvia que se estanca en los botecitos para flores”, apunta.

Compartir:
Valorar este artículo