Actualizado: 14/12/2018
InicioNoticiasCien vecinos de Canet de Berenguer acuden a la audiencia pública ante la alarma por la instalación de un crematorio

Cien vecinos de Canet de Berenguer acuden a la audiencia pública ante la alarma por la instalación de un crematorio

Cien vecinos de Canet de Berenguer acuden a la audiencia pública ante la alarma por la instalación de un crematorio

Vía: Pere Valenciano / EL periódico de Aquí

Un centenar de vecinos de Canet de Berenguer (provincia de Valencia) acudieron a la audiencia pública convocada por el gobierno municipal para aclarar dudas ante la alarma social suscitada por el anuncio de la instalación de un crematorio en el polígono industrial, muy cerca de las primeras viviendas del núcleo urbano.

Uno de los vecinos, experto en la materia, aseguró que la ubicación era ilegal, basándose en el grado de peligrosidad permitido en el Plan General de Ordenación Urbana (grado tres máximo), mientras que el tipo de empresa es de grado 4. Este hecho motivó las críticas a la técnica que había realizado el informe de compatibilidad urbanística favorable a la instalación del crematorio y el equipo de gobierno del PP se comprometió a estudiar este hecho y tomar medidas contra la funcionaria si se cumple lo anunciado por el vecino.

La audiencia comenzó con la intervención de Paco Álvarez, de la empresa García Sanchis, recordando que está más de 70 años en la comarca, recordando que gestionan el tanatorio Camp de Morvedre, junto al hospital. Señaló que hay más de 400 instalaciones de este tipo en España y que cumplen las normas medioambientales.

Su intervención derivó enseguida  en una crítica a los partidos de la oposición que más se han opuesto, como EU y Compromís: ”lamentamos que se haya creado un cierto revuelo social, todo promovido por grupos políticos de la oposición en un intento de desgastar al gobierno”, lo que motivó las quejas del público.

Álvarez señaló que el crematorio estaba a 500 metros en línea recta de la primera vivienda y defendió el interés de la empresa por ubicarse en Canet ”porque es una necesidad creciente en España” el tema de los crematorios, ”que no es en sí un negocio”. Posteriormente intervino Nieves Losilla, como experta medioambiental, quien desglosó la seguridad que envuelven a los crematorios, aportando datos sobre su funcionamiento y defendiendo la seguridad de las instalaciones, ”inocuas” para la población.

La charla, moderada por el concejal Jaime Llinares -PP-, dio un giro cuando intervino un vecino que es experto en la materia, al denunciar la ”ilegalidad” del informe de compatibilidad urbanística de la técnico, ya que aseguró que ”en el PGOU se establece que el polígono sólo puede haber instalaciones como máximo de grado 3 en cuanto a molestias y el horno crematorio es de grado 4, por cuanto trabaja por oxidación por vía seca”. ”Está prohibido, simple y llanamente. Si esto no se para y acaba en el juzgado y el juez pide que se indemnice a la empresa porque tiene el informe favorable del técnico, entonces lo vamos a pagar todos los ciudadanos”.

Después de varias intervenciones más de varios vecinos, el concejal Llinares se comprometió a revisar el informe del técnico municipal y en caso de tener razón el vecino, el crematorio no se instalará en Canet y se amonestará a la funcionaria.

 

Compartir:
Valorar este artículo