Actualizado: 21/11/2018
InicioNoticiasFuneraria San José insiste en querer abrir un tanatorio-crematorio en Miranda de Ebro

Funeraria San José insiste en querer abrir un tanatorio-crematorio en Miranda de Ebro

Funeraria San José insiste en querer abrir un tanatorio-crematorio en Miranda de Ebro

Vía: El correo

«No vamos a renunciar porque nos lo han pedido las compañías de seguros; no lo vamos a hacer porque hemos recibido mil cartas de familias de Miranda de Ebro (provincia de Burgos) diciéndonos que sigamos adelante; y tampoco lo vamos a hacer porque nos parece dictatorial la actitud del Ayuntamiento».

Hijos de Víctor Martínez Aranzana SL, propietaria de Funeraria San José, mantiene con estos argumentos su plan de abrir un tanatorio con servicio de incineración en la nave ubicada en la parcela I.3-1 del polígono de Bayas. La empresa llevó a los tribunales al Consistorio mirandés en septiembre del pasado año por una negativa a su proyecto que siempre ha defendido como «arbitraria».

Víctor Martínez, propietario de la mercantil, asume que el procedimiento contencioso-administrativo puede demorar una resolución «hasta cuatro y cinco años», pero está convencido de que la razón le asiste. San José dio el paso por su desacuerdo con las explicaciones dadas desde la sede de plaza de España, que vetó la instalación aduciendo que el uso funerario no era compatible con un solar industrial por el que desembolsó 1,3 millones de euros.

«La legislación dice clarísimamente que la normativa sanitaria que se plantea para cementerios no tiene que aplicarse en el caso de los polígonos industriales. Es más, un velatorio puede tenerse en una residencia de ancianos, por poner un ejemplo».

El Ayuntamiento denegó a Funeraria San José tanto la instalación del crematorio como la del tanatorio -en el argumentario técnico llegó a plantearse que el proyecto a desarrollar en el polígono no cumplía tampoco con la reserva mínima obligatoria de plazas de aparcamiento-.

La empresa cursó la solicitud de licencia para la instalación en abril de 2012. Un informe técnico y otro jurídico concluyeron que no se podía conceder permiso. Pero el arquitecto municipal, al que según el Ayuntamiento no se le solicitó valoración, elaboró otro informe en el que planteaba lo contrario. Un dato este último que la empresa sostiene le fue ocultado.

Urbanismo emplazó a la funeraria a presentar un recurso de reposición para frenar el proceso. La empresa, que siempre se ha quejado del trato recibido -apunta especialmente a la figura del alcalde-, optó por la vía contencioso-administrativa.

«En este proceso hay muchos por qués sin respuesta», asegura el propietario de la empresa quien deja entrever que existe por parte del Gabinete de Fernando Campo un interés por preservar la actual situación, con solo una compañía operativa en el sector, Servicios Funerarios de Miranda SL.

Compartir:
Valorar este artículo