Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasDepartamento de Bienestar Social del Ayuntamiento de Gandia se hace cargo del entierro de una mujer

Departamento de Bienestar Social del Ayuntamiento de Gandia se hace cargo del entierro de una mujer

Departamento de Bienestar Social del Ayuntamiento de Gandia se hace cargo del entierro de una mujer

El departamento de Bienestar Social del Ayuntamiento de Gandia (Valencia) ha decidido hacerse cargo del entierro de una vecina de la localidad, después de que su familia pidiese ayuda por no poder sufragarlo. La fallecida, una mujer de avanzada edad que padecía Alzheimer, era madre de seis hijos, la mayoría en paro.

La mujer fallecida el pasado domingo no contaba con un seguro de defunción. Además, cinco de sus seis hijos se encuentran en paro, sólo uno de ellos trabaja media jornada, por lo que no podían hacerse cargo de los gastos del entierro que oscila entre 3.500 y 4.000 euros. Por ello, decidieron ponerse en contacto con el Ayuntamiento.

Ha sido este martes cuando la responsable del departamento de Bienestar Social, Pilar Gavilá, ha conocido el caso y ha decidido que sea el consistorio quien sufrague los gastos del sepelio. “Es una medida extraordinaria, pero creo que es nuestra obligación estar al lado de nuestros vecinos en estos casos. No se puede consentir que una familia no pueda enterrar a su madre dignamente”, ha señalado la concejala.

Gavilá ha explicado que el departamento de Bienestar Social se hace cargo de los gastos de entierro de los vecinos que fallecen sin familiares y sin recursos económicos para hacer frente a los gastos. En este caso, la mujer fallecida “contaba con una pequeña pensión, pero llevaba mucho tiempo tratándose de su enfermedad de Alzheimer por lo que su situación y la de sus hijos, la mayoría en paro, hacían que fuese extraordinaria, que necesitase de nuestra intervención y así lo hemos hecho”.

Esta misma mañana la edil ha dado la orden para que el Ayuntamiento se haga cargo del sepelio. El cadáver de la fallecida ha permanecido hasta ese momento en el depósito del Hospital Francisco de Borja de Gandia.

Compartir:
Valorar este artículo