Actualizado: 28/10/2020
InicioNoticiasAlgunas funerarias permiten a las familias pagar el servicio funerario a plazos

Algunas funerarias permiten a las familias pagar el servicio funerario a plazos

Algunas funerarias permiten a las familias pagar el servicio funerario a plazos

Las funerarias aragonesas han repercutido el incremento del IVA -del 8% al 21%- en sus tarifas, lo que obliga a más familias a buscar soluciones de pago antes inexistentes.

Es el caso de Grupo Mémora con presencia en varias localidades aragoneses y en buena parte del país. Con motivo del incremento de precios, ahora ofrecen facilidades de financiación. En concreto, la factura final puede abonarse en doce mensualidades sin intereses.

“Es una opción nueva que ofrecemos a los familiares, y cada vez más personas, sobre todo si se encuentran en dificultades económicas, hacen uso de esta oportunidad”, señalan desde la empresa. Aún así, reconocen que todavía es mayoritario el pago único ya que “prefieren olvidar el trance cuanto antes”.

Con el anuncio del incremento del IVA al sector, la Asociación de Funerarias Aragonesas se posiciono claramente en contra aunque con resignación. “Qué vamos a decidir si esto es una imposición”, declaró indignado Manolo González, su presidente.

Con el tiempo, lo que ha sucedido es que la factura media final se mantiene sin cambios, ya que los clientes se decantan por las opciones más económicas. “Aunque hayan subido las tarifas, el gasto es el mismo: hay quien prescinde del velatorio, de la esquela…”, reconocen desde Mémora.

En la Funeraria el Paraíso han optado por no subir las tarifas pese al incremento del IVA, pero reconocen que no todos sus proveedores han tomado esa decisión, por lo que el cliente lo nota. “Cada vez llaman más familias preguntando por presupuesto para comparar con el resto del mercado, cosa que antes no sucedía”, explica su gerente, Manuel Lacambra.

Y confirma que la tendencia de contratación es a la baja. “Se recorta en flores, lápidas, ataúdes… Hemos pasado de un servicio medio de 3.500 euros a uno de 2.600”, señala. Una situación que les deja en una posición delicada. “La media actual es de veinte fallecidos al día, y estamos en Zaragoza 12 funerarias. Además, el Ayuntamiento te exige un número determinado de trabajadores, por lo que al final se reducen al mínimo los beneficios anuales”.

Unos 500 euros más

Para un servicio medio de entre 3.000 y 3.500 euros, el incremento desde este año puede llegar a 500 euros más. De ahí que muchos miren con lupa los servicios contratados, aunque la intención sea rendir el mejor homenaje posible al fallecido.

Incluso se registran casos extremos en los que ningún familiar puede hacer frente a los gastos del funeral. Es entonces cuando actúan los Servicios Sociales. Cada año, el Ayuntamiento de Zaragoza se hace cargo de medio centenar de los denominados entierros de beneficencia.

Habitualmente se trata de personas que fallecen solas, ancianos con pocos recursos, cuerpos sin reclamar por familiares o indigentes. El Consistorio ofrece entonces un ataúd y un nicho en el cementerio de la capital aragonesa.

Compartir:
Valorar este artículo