Funsegur
Actualizado: 01/12/2022
Gesmemori
InicioInternacionalDeza «rescata y señaliza» un cementerio judío medieval para honrar a los que fueron enterrados en este lugar

Deza «rescata y señaliza» un cementerio judío medieval para honrar a los que fueron enterrados en este lugar

Deza "rescata y señaliza" un cementerio judío medieval para honrar a los que fueron enterrados en este lugar

Deza «rescata y señaliza» un cementerio judío medieval para honrar a los que fueron enterrados en este lugar

Vicente Alejandre, alcalde de Deza (provincia de Soria) junto a otros miembros de la corporación municipal, colocaron un panel informativo en el Cerro de los Judíos con el fin de honrar a las almas de los que fueron enterrados en este lugar.

Al acto inaugural también asistieron Emilio Ruiz, del Centro de Estudios Sorianos, miembros de las comunidades judías de Madrid y Valencia, el promotor de la iniciativa Sefarad Neshamá, Moisés Israel Garzón, así como ciudadanos de Deza y sus dos pedanías La Alameda y Miñana.

El panel informativo se ha colocado en el denominado Cerro de los Judíos, un montículo situado al oeste de la población, donde se recuerda la localización del cementerio judío medieval que data de los siglos XII y XIII.

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha mostrado su «satisfacción y agradecimiento» al proyecto ‘Sefarad Neshamá’ y a las autoridades de la localidad de Deza por «rescatarlo y señalizarlo».

Según informa la FCJE en un comunicado, la ubicación se conoce gracias a la excavación realizada en el año 1930 por el arqueólogo Blas Taracena en la que se hallaron 57 sepulturas, que se encontraban en la ladera oriental, todas ellas mirando hacia la judería de Deza. En 38 de las sepulturas –8 de niños, 3 de púberes y 27 de adultos, varones y hembras– se encontraron un total de 600 clavos, desde 5 hasta 37 clavos de hierro en cada una.

Por la ubicación de los clavos en los cuerpos, se concluyó que los cadáveres fueron clavados post mortem en la cabeza, en el tronco, en los brazos y en las piernas. También se encontraron tres sortijas con inscripciones hebraicas, y en dos de ellas figura el nombre del Eterno en forma alterada para evitar la pronunciación del nombre santo.

La Federación explica que, siendo la intención de los que los clavaron, que las almas de los difuntos no ascendieran, en el panel se transcribe el Kadish (santificado) en hebreo y castellano, la oración que se pronuncia en el judaísmo tras el fallecimiento de un familiar para la elevación del alma del difunto hacia el Jardín del Edén.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto ‘Sefarad Neshamá (alma, en hebreo)’, cuyo objetivo es localizar y señalizar los cementerios judíos en toda Sefarad. Además, la FCJE informa de que próximamente se estrenará una web con todos los municipios que se unan al proyecto.

Compartir:
Valorar este artículo