Funsegur
Actualizado: 06/08/2022
InicioDestacadosLas empresas necesitan una declaración de responsabilidades para tirar cenizas funerarias al mar

Las empresas necesitan una declaración de responsabilidades para tirar cenizas funerarias al mar

Las empresas necesitan una declaración de responsabilidades para tirar cenizas funerarias al mar

Las empresas necesitan una declaración de responsabilidades para tirar cenizas funerarias al mar

El Gobierno de España aprobó el pasado mes de abril, a través del Consejo de Ministros celebrado el 29 de marzo, la modificación del Real Decreto 79/2019, que entró en vigor en 2019, tras la modificación, ahora será necesario disponer de una declaración de responsabilidad a las empresas que se dediquen al vertido de urnas o cenizas funerarias al mar.

Según explicaron fuentes del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO), se trata de «agilizar la tramitación y mantener a la vez el nivel necesario de protección marina».

Las empresas que se dediquen al vertido de urnas o cenizas al mar, deberán disponer de un documento que sustituirá al anterior informe de compatibilidad con las estrategias marinas, que buscan proteger el medio marino y sus ecosistemas.

Se trata de ceremonias que se llevan a cabo desde la costa, junto a playas y acantilados, o bien mar adentro desde una embarcación. En el primer caso, la forma de proceder depende de la legislación autonómica y, en el segundo, hay que tener especial cuidado, si también se arroja la urna funeraria, en que ésta sea biodegradable y no contenga metales ni plásticos contaminantes.

Además, está prohibido arrojar objetos ornamentales o personales del difunto junto con las cenizas y sólo se permite ofrendas florales, siempre bajo la supervisión de la tripulación encargada.

El MITECO no prevé «efectos ambientales negativos en el mar derivados de esta actividad si se cumplen los requisitos reflejados en la declaración», si bien este permiso no se pedirá de momento a los ciudadanos que tomen esta iniciativa por su propia cuenta.

Una actividad «en aumento»
Las organizaciones conservacionistas afirman que esta costumbre se ha extendido en los últimos años y, así, la responsable de océanos de Greenpeace, Pilar Marcos, ha asegurado que aunque esta actividad «se encuentra a la cola de las amenazas marinas, lo cierto es que ha ido en aumento».

Si bien no existen cifras concretas para poder cuantificar ese incremento, se ha felicitado por la medida aprobada ya que «el primer paso para controlarlo es regularlo». Prohibir.

En el mismo sentido, el director de investigación de Océana, Ricardo Aguilar, ha indicado que «cada vez hay más empresas que se dedican a este tipo de ceremonias, sin contar con la gente que lo hace por su cuenta y riesgo» y «todo tiene un impacto en el medio marino, sobre todo si hablamos de cantidades cada vez mayores».

Compartir:
Valorar este artículo