Funsegur
Actualizado: 28/05/2022
InicioDestacadosEl Ayuntamiento de Tarragona estudia la posibilidad de construir un cementerio municipal

El Ayuntamiento de Tarragona estudia la posibilidad de construir un cementerio municipal

El Ayuntamiento de Tarragona estudia la posibilidad de construir un cementerio municipal

El Ayuntamiento de Tarragona estudia la posibilidad de construir un cementerio municipal

Construir un cementerio municipal se ha convertido en una realidad desde que el Ayuntamiento de Tarragona, valora esta posibilitar ya que es única capital de provincia de Cataluña que no dispone de un camposanto de titularidad pública.

Tras varios intentos el Consistorio pretende recuperar el proyecto que se presento a finales de los años 80 cuando era su alcalde Josep Maria Recasens. En la actualidad el único cementerio de Tarragona es propiedad de la Fundació Hospital de Sant Pau i de Santa Tecla desde diciembre de 1825.

La idea de construir un cementerio municipal se ha hecho realidad justo ahora, coincidiendo con el anuncio de la construcción de un nuevo tanatorio, impulsado por la Xarxa Santa Tecla y por la empresa funeraria Mémora, y que será competencia directa del único tanatorio que hay en la actualidad.

Este equipamiento funerario sí que es municipal y es gestionado por la Empresa Mixta de Serveis Fúnebres Municipals de Tarragona (EMSERFUMT, SA), formada por el consistorio y por la empresa Funespaña, SA. Parece como sí unos y otros quisieran acabar con el monopolio existente hasta ahora en Tarragona, en el ámbito funerario.

El Ayuntamiento quiere construir un nuevo cementerio porque “desde el Ayuntamiento tenemos la obligación de garantizar los funerales multiconfesionales y laicos”, y añaden fuentes municipales que “los entierros deben ser de acceso universal”, como si ahora no lo fueses. El reglamento del cementerio actual dice “se respetará la libertad religiosa de las personas enterradas”. Ya esta garantizado.

Además, el cementerio actual dispone de capacidad para realizar enterramientos durante los próximos 40 años, y si tenemos en cuenta que la mayoría de los difuntos prefieren la cremación a la inhumación, cuesta entender qué sentido tiene construir un segundo cementerio en la ciudad de Tarragona.

Compartir:
Valorar este artículo