Actualizado: 17/09/2021
InicioDestacadosLa compra-venta de sepulturas entre particulares es ilegal, siempre que no intervenga Cementerios de Barcelona

La compra-venta de sepulturas entre particulares es ilegal, siempre que no intervenga Cementerios de Barcelona

La compra-venta de sepulturas entre particulares es ilegal, siempre que no intervenga Cementerios de Barcelona

La compraventa de nichos entre particulares es una realidad. Varios portales presentan anuncios de venta de nichos, sepulturas o panteones por dinero, o por intercambio de una plaza de aparcamiento. 

Pero cabe señalar que, si los trámites y el acuerdo final se hacen sin la intervención de Cementerios de Barcelona la acción está considerada ilegal y, por tanto, el comprador puede ser víctima de una estafa.

Según ha señalado el abogado Sergio Santamaría a Betevé,no puede haber ninguna contraprestación económica con estos elementos funerarios”. Y continúa diciendo que “no se trata de un derecho de propiedad: es una concesión administrativa que no es perpetua (50 años como máximo) y, por tanto, sólo se permite la cesión gratuita entre parientes o, también, a una tercera persona si hay un control riguroso del Ayuntamiento “, y explica que “un nicho o un panteón son bienes de dominio público y, como tal, están excluidos del tráfico económico”.

En este sentido, el abogado dice a Betevé que el comprador “de buena fe” que piense que puede adquirir la titularidad “debe tener claro que no puede pagar un precio por ello”. “Es como si alguien quiere comprar una playa: no puede haber titularidad privada sobre esto. Quien paga, que sepa que compra humo o aire “, añade Santamaría.

Webs de compra y venta de pisos ofrecen sepulturas en oferta

El presidente de Cementerios de Barcelona, ​​Eloi Badia, recuerda que cualquier procedimiento para cambiar la concesión de cualquiera de estos elementos funerarios “debe pasar por un procedimiento reglado” en el que interviene esta empresa municipal. Cementerios tiene la potestad de adquirir, por ejemplo, una sepultura si está considerada de interés y, en caso de que haya una negativa por parte del vendedor, es cuando se procede a la venta en la tercera persona.

Compartir:
Valorar este artículo