Actualizado: 25/11/2020
InicioArtículos“Funeral de desagravio” por los destructivos botellones que turistas celebran en un cementerio gallego

“Funeral de desagravio” por los destructivos botellones que turistas celebran en un cementerio gallego

“Funeral de desagravio” por los destructivos botellones que turistas celebran en un cementerio gallego

Vía: Autora: Elena Carrera

Don Juan Ventura Martínez lleva casi una década a cargo de la parroquia de San Vicente, perteneciente al concello de O Grove (provincia de Pontevedra). De los diez años como párroco de la iglesia de la zona, también lleva más de la mitad de ese tiempo aguantando los constantes desperfectos que cada verano sufre la zona del camposanto debido a los botellones celebrados a altas horas de la madrugada.

Como forma de respuesta Martínez ha organizado un funeral de agravio, «la forma que tenemos de actuar ante estas faltas de respeto» según sus propias palabras.

El cura ha descrito en conversación con este diario como todos los sábados, desde principios de julio hasta finales de agosto, multitud de jóvenes se reúnen en el cementerio del pueblo para beber y festejar durante la noche. El resultado de estas periódicas fiestas son similares a los encontrados en cualquier calle utilizada con el mismo propósito, con la diferencia de que en San Vicente se escoge un lugar sagrado donde descansan los restos de los seres queridos de todo el pueblo.

«Basura por todas partes, aspersores rotos porque se programan para que funcionen durante la noche, cristales de los panteones también destrozados…» enumera Don Juan, que está convencido de que muchos de esos desperfectos son actos premeditados para «hacer el gamberro». El párroco relató, en relación con esto, la vez en la que estos jóvenes dejaron todos los grifos del cementerio abiertos, lo que causó la inundación de toda la zona que él mismo se encontró a la mañana siguiente completamente encharcada.

El hecho de que estas fiestas solo se celebren durante los meses de verano también hace pensar a los feligreses que no se trata de jóvenes de la zona. El párroco de San Vicente asegura que los vecinos están «completamente indignados» por los hechos, «hartos de que venga gente de fuera a faltar al respeto».

Medidas ineficaces
Don Juan lleva desde el inicio de estos daños contra el cementerio de San Vicente acudiendo regularmente a la Guardia Civil para denunciar estos actos ante las autoridades. «Todos los años denuncio, pero no hay forma de identificar a nadie» ha lamentado el sacerdote.

Ante la ineficacia de las denuncias y el constante destrozo de estas zonas sagradas del pueblo, el párroco ha decidido convocar para el día 28 a las 21.00 horas un funeral de desagravio, la forma que los creyentes de San Vicente tienen de honrar a sus seres queridos ante la falta de respeto que sufren cada fin de semana. «Lo único que podemos hacer ante esto es rezar» ha explicado Don Juan. «Para nosotros es una reparación espiritual, por el atentado contra los restos de nuestros seres queridos».

Los vecinos, que cada vez están más enfadados ante la actitud de los jóvenes, se plantean incluso tomar medidas más serias el próximo verano, como organizar patrullas vecinales durante las noches para evitar que puedan acceder al cementerio.

Compartir:
Valorar este artículo