Actualizado: 19/10/2020
InicioDestacadosLérida instala una escultura en el cementerio en recuerdo a los fallecidos por coronavirus

Lérida instala una escultura en el cementerio en recuerdo a los fallecidos por coronavirus

Lérida instala una escultura en el cementerio en recuerdo a los fallecidos por coronavirus

El Ayuntamiento de Lérida ha puesto una escultura en el cementerio municipal titulada ‘Suspirs de Pau’ (Suspiros de Paz) del artista alemán Erik Schmitz residente en Ivars d’Urgell (Pla d’Urgell), para homenajear a los leridanos que han muerto durante el confinamiento a causa de coronavirus.

El monolito es una estructura horizontal con una base de piedra que forma una isla con la silueta del término municipal de Lérida, y representa el vacío que dejaron los fallecidos. En el interior de la isla, un acento de metal -por simbolizar el alma de las personas desaparecidas- llena una cavidad que representa el vacío que han dejado. A su lado, el olivo, icono de paz, recuerda a las personas que han muerto, la amplitud de su número y la diversidad generacional.

La piedra, predominante en la escultura, es una expresión de eternidad y de la solidez del recuerdo que dejan. La escultura hace 3,43 metros de largo, 1,5 metros de ancho y se eleva 0,60 metros sin contar la altura del olivo. La pieza se ha colocado en la zona de la entrada al cementerio, por la calle Francesc Bordalba.

La teniente de alcalde Montse Pifarré ha visitado los trabajos que han consistido en la colocación de la base de piedra de la escultura y en la plantación del olivo que crecerá dentro de la obra de arte.

Compartir:
Valorar este artículo