Actualizado: 24/10/2020
InicioDestacadosLos barceloneses se quejan a la Síndica del descarado aumento de las tasas del cementerio, entre otras…

Los barceloneses se quejan a la Síndica del descarado aumento de las tasas del cementerio, entre otras…

Los barceloneses se quejan a la Síndica del descarado aumento de las tasas del cementerio, entre otras…

Vía: Roberto Durán

Después de haber recibido múltiples quejas de muchos barceloneses en referencia a los Servicios Funerarios de Barcelona y a Cementerios de Barcelona durante la pandemia del coronavirus.

Assumpció Vilà, la Síndica de Greuges de Barcelona, (Defensora del Pueblo), ha pedido al regidor de Emergencia Climática y presidente de Cementerios de Barcelona, Eloi Badia, información detallada sobre los protocolos internos que se están llevando a cabo en materia de cementerios y operadoras de servicios funerarios.

Muchas quejas de afirmaban que se les prohibió la asistencia de cualquier familiar a un crematorio, lo que según Vilà “choca frontalmente con la Orden SND 298/2020 de ámbito español, que determina que el máximo de personas que pueden estar presentes en un entierro o en una cremación es de tres, y siempre respetando la distancia de seguridad”.

En un comunicado, la Síndica ha añadido que en la página web del Ayuntamiento de Barcelona debería informar de la restricción de la presencia de familiares en el crematorio para evitar un aumento del riesgo de contagio, puesto que se trata de un espacio cerrado.

Assumpció Vilà ha recibido otras quejas respecto a los servicios funerarios, que se refieren al aumento en un 100% de la tasa de cementerios.

Vilà ha recordado que se trata de una medida “aprobada en el pleno municipal de enero de 2020, antes que esta crisis sanitaria estallara en nuestra ciudad, siguiendo el protocolo establecido y la ciudadanía tuvo un periodo de tiempo para presentar recursos de impugnación”.

Colau ha duplicado las tasas del cementerio con el Covid-19 
La alcaldesa de Barcelona duplicó las tasas de los entierros en los cementerios municipales en plena pandemia por coronavirus el 24 de marzo de 2020. La comunista alcaldesa de Barcelona Ada Colau, no ha tenido escrúpulos y no ha dejado pasar la oportunidad de aumentar la recaudación. Una cosa es la ideología y otra el dinero.

El Ayuntamiento de Barcelona modificó los impuestos y ha empezado a cobrar los tributos actualizados a fecha de 2020, generando la indignación de los vecinos barceloneses.

Los ciudadanos también recuerdan en sus quejas que en años anteriores, el coste anual sin IVA de cada nicho era de 13,90 euros, una cantidad que desde este mes de enero ha aumentado hasta los 27,80 euros y que en el caso de sepulturas que cuenten con más de un compartimento, el gasto aumenta de 29,36 a 58,72 euros, ha señalado la Síndica.

Según la defensora de los barceloneses, los servicios funerarios son de los más afectados por la crisis de la COVID-19 y “un mal funcionamiento que puede llegar a colapsar atendiendo el alto número de defunciones que estamos sufriendo estos días”.

Vilà ha recordado que ante el aumento de defunciones en la ciudad y de peticiones de incineración, Servicios Funerarios y Cementerios han reforzado el sistema de entierros y se ofrece la opción de hacer inhumaciones provisionales y proceder a la incineración pasados dos años, sin ningún coste adicional.

Vilà ha recordado que se sigue manteniendo la opción de acceder a servicios bonificados o gratuitos en los casos de familias en situación de vulnerabilidad o sin ingresos.

La Síndica ha añadido que el precio máximo de los servicios funerarios básicos en la ciudad ha quedado fijado en 2.500 euros, de los que 1.948,10 euros son para los servicios funerarios, y 540 euros si se opta por un entierro, o 550 euros en el caso de las incineraciones.

Compartir:
Valorar este artículo